Isaac Asimov: el hombre que ‘veía’ el futuro

El escritor de ciencia ficción demostró su conocimiento sobre la tecnología al ‘predecir’ el futuro y acertar en varias ocasiones.

Isaac Asimov: el hombre que ‘veía’ el futuro
Getty Images

Hace 50 años, el escritor de ciencia ficción de origen ruso nacionalizado estadounidense, Isaac Asimov, publicó un artículo en el diario The New York Times en el que se aventuró a “suponer” cómo sería el mundo en el futuro (2014). Los robots, los aparatos inalámbricos y los teléfonos inteligentes fueron entonces profetizados por el también profesor de bioquímica de la Universidad de Boston, Massachusetts.

Este 2 de enero, en el marco del 96 aniversario de la fecha que se considera como la de su nacimiento en Rusia —ya que el mismo Asimov ignoraba su verdadero cumpleaños— te invitamos a recordar este texto y a descubrir hasta qué punto acertó el autor en sus predicciones sobre nuestro presente.

Los robots no serán ni muy comunes ni muy buenos en 2014, pero existirán

Isaac Asimov: el hombre que ‘veía’ el futuro
Getty Images

Isaac Asimov fue cuidadoso al hablar de la existencia de robots en el siglo XXI y acertó. Aunque es cierto que éstos son cada vez más avanzados y accesibles, aún están lejos de tratarse de una tecnología común, presente en todos nuestros hogares.

Las comunicaciones serán vista-oído. Serás capaz de ver y oír a la persona que llames. La pantalla se podrá usar, no solo para ver a la otra persona, sino también para estudiar documentos.

Isaac Asimov: el hombre que ‘veía’ el futuro
iStock

El escritor se adelantó unos 30 años a la llegada de los smartphones que, entre muchas otras funciones, ofrecen al usuario la posibilidad de realizar videollamadas y leer libros digitales.

Seguramente si Asimov hubiera visto un iPhone actual habría quedado gratamente sorprendido ya que, en 1964, la telefonía móvil se limitaba a sistemas de radio VHF/UHF vinculados a redes de telefonía fija y los terminales eran tan pesados que su uso estaba limitado a vehículos.

Los aparatos no tendrán cables pues funcionarán con baterías de larga duración con radioisótopos.

Esta predicción también se hizo realidad, aunque no al pie de la letra. Hoy, los dispositivos inalámbricos están en todos lados y son utilizados a diario. Sin embargo, las baterías nucleares, que ya existen, aún no son algo común, por desgracia para los usuarios cuyos celulares se quedan sin batería a la mitad del día.

Se diseñarán vehículos con cerebros robóticos, que podrán programarse para viajar sin la interferencia de los lentos reflejos del conductor.

Isaac Asimov: el hombre que ‘veía’ el futuro
Waymo

Tal y como lo imaginó Isaac Asimov, los vehículos autónomos son hoy una realidad, aunque todavía no son mayoría en las calles. Compañías tecnológicas como Alphabet, matriz de Google, así como aquellas que se dedican al transporte, como Uber, se encargaron en 2016 de mostrarnos cómo funcionan estos coches y hasta camiones de carga junto con las ventajas que ofrecen.

La tendencia será que los vehículos se eleven un par de pies sobre el suelo.

5 inventos que cambiaron nuestra vida este 2016
Zapata Racing

Tal vez esto no sea una tendencia actualmente pero, desde hace un par de años, hemos visto diversos esfuerzos por crear, por ejemplo, patinetas voladoras como las que se pueden ver en la película Volver al Futuro II. Por otro lado, los trenes magnéticos de alta velocidad que ‘levitan’ algunos centímetros sobre el suelo son famosos en China y Japón.

Solo naves sin tripulación habrán llegado a Marte.

Mars One aplaza sus misiones al planeta rojo
Mars One

De nuevo Asimov  se mostró cauteloso al asegurar que sí llegaríamos a Marte para 2014 pero, sin pisarlo. Al planeta rojo solo han llegado rovers como el Curiosity aunque, tanto agencias espaciales como empresas de Europa, Rusia y Estados Unidos, trabajan con el objetivo de empezar a enviar misiones tripuladas, algo para lo que faltan al menos 25 años, según la NASA.

El escritor también acertó al adivinar las intenciones humanas de establecer una colonia en Marte. Mars One es un proyecto privado que busca lograrlo en 2024, cuando planea enviar a los dos primeros ‘colonos’ sin retorno.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA SINC

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!