Foto: imeche.org

Por: Jansel Jiménez Bulle

Hacer un automóvil propio es el sueño que estudiantes mexicanos comienzan a materializar. Ellos ya dieron los primeros pasos en Formula Student UK, un concurso, a nivel mundial, en el que universitarios compiten con sus propios vehículos eléctricos en áreas de diseño, funcionamiento y plan de negocio.

“Somos TM Racing, un equipo de 40 alumnos de tres campus del Tecnológico de Monterrey (Santa Fe, Ciudad de México y Estado de México). Somos un equipo que quiere participar en Formula Student, en Inglaterra”, dice entusiasta Aryan Román de la Rosa, líder de operaciones del proyecto y estudiante de quinto semestre de Ingeniería industrial, en el Tec de Santa Fe.

La competencia se hace anualmente en la pista Silverstone, de Reino Unido, en la que participan unas 200 universidades de 25 países, y unos 150 coches son evaluados.

Puedes leer: Estudiante mexicano desarrolla kit aerodinámico para automóvil

Los alumnos que concursan deben presentar un coche tipo monoplaza, eléctrico y 100 % diseñado por ellos, aunque no necesariamente desde cero, como es el caso del equipo del Tec. Pueden partir de algunas piezas ya hechas, como el motor y la batería, entre otras, para después ensamblarlas.

“No solamente te evalúan la parte de ingeniería, que es bastante compleja, sino que te piden también estructurar un caso de negocio completo, en el cual se hace una proyección hipotética en la que el equipo es una empresa que puede producir en masa el automóvil. Y haces un modelo de negocio que presentas a un foro de inversionistas potenciales, para convencerlos de invertir en la empresa”, explica Román de la Rosa.

La competencia se divide en dos fases: clase 1 y clase 2. Los muchachos del Tec están en la segunda, en la cual sólo se presenta la propuesta de diseño y el plan de negocio. Si les dan luz verde en este verano, entonces pasarían la primera fase en que ya competirían con un coche armado.

“En agosto empezaríamos la construcción del vehículo. Estamos en la parte difícil de conseguir patrocinios, y en cuanto tengamos recursos, comenzaremos a construirlo”, dice la joven de apenas 20 años de edad.

TM Racing / Tec de Monterrey

El dinero es su pendiente

Ganas y talento no faltan al TM Racing; sin embargo actualmente el equipo está preocupado, pues busca patrocinadores para comprar piezas y equipo necesario en la construcción del monoplaza. Al ser primerizos en el concurso, no pueden arriesgarse a construir completamente el vehículo. Necesitan partir de algunas piezas ya hechas, para cumplir con los estándares de calidad de la competencia.

“El proyecto está costeado en 6 millones de pesos. Por ser la primera vez, no nos vamos a aventar a diseñar algo desde cero, y me refiero a hacer un motor desde cero, pero hay equipos que ya tienen muchísimo tiempo en la competencia que hacen sus propios rines y su propio motor”, dice Pedro Maass Díaz Lozano, líder de ingeniería del equipo y estudiante de quinto semestre de Ingeniería Mecánica Eléctrica, del Tecnológico de Monterrey, en Ciudad de México.

Maass Díaz Lozano también comenta que contribuir a la soberanía tecnológica nacional es su ambición más encumbrada. Él quisiera que en México se hicieran automóviles y no sólo se armaran con piezas traídas del extranjero.

También te puede interesar: Slim lanzará vehículo eléctrico 100% mexicano

“La idea es que este proyecto se quede para que finalmente se empiece a desarrollar (en México) tecnología desde cero. El proyecto va a seguir cueste lo que cueste, y si no conseguimos el patrocinio este año, lo conseguimos el siguiente. La meta es llegar. Estamos convencidos de que sí lo podemos lograr”, concluye determinado el joven estudiante, de 20 años de edad.

El equipo cuenta con la asesoría del doctor Jorge Aguirre, Director de la Ingeniería en Diseño Automotriz quien funge como Faculty Advisor y Líder de dicha competencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre