Thomas Magnanti

Si estuvieras por crear tu propia universidad desde cero, cómo la organizarías para que los estudiantes realmente salgan preparados para aportar a la sociedad? Con esta pregunta empezó Thomas Magnanti su conferencia durante el 2º Congreso Internacional de Innovación Educativa que se llevó a cabo en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

El ingeniero químico egresado de la Universidad de Siracusa en Nueva York habló acerca de los conocimientos y habilidades que se deben desarrollar al interior de las instituciones educativas para que los jóvenes puedan enfrentar los retos de los años próximos.

“Nuestros estudiantes necesitan un programa académico que los haga crecer tanto personal como profesionalmente”, aseguró Magnanti, “por ello siempre debemos valorar y celebrar las ideas innovadoras, así como fomentarlas”.

Para lograrlo, el experto presentó un esquema llamado outside-in curriculum, el cual propone tres áreas a desarrollar de acuerdo con la etapa en la que el estudiante se encuentra. Estas son: mundo digital, mundo físico y el mundo de los sistemas.

“Las universidades no sólo están para compartir el conocimiento, sino también para desarrollar habilidades y actitudes”, consideró el actual presidente de la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur (SUTD), “pero estas habilidades necesarias para mejorar nuestra sociedad cambian con los tiempos, por lo que debemos actualizarnos constantemente”.

Magnanti, dio además algunos consejos sobre cómo implementar este modelo, con ejemplos de casos de éxito de universidades como la SUTD.


“Lo imprescindible para fomentar el espíritu emprendedor es que los jóvenes interactúen con  situaciones reales, por ejemplo, chicos en SUTD hicieron de sus proyectos algo tangible con ayuda de la impresión 3D” explicó mientras mostraba algunas de sus creaciones, como juguetes y una cadena para bicicleta.

También destacó la importancia de contar con instalaciones que impulsen su creatividad y los hagan sentir como en casa. Incluso, consideró recomendable que los universitarios vivan dentro de los campus por lo menos durante un semestre.

“Estudiantes con estas aptitudes sin duda construirán un mundo mejor” dijo Thomas Magnanti.