AFP

Río de Janeiro (AFP) La bahía de Guanabara Rio de Janeiro, considerada por expertos como una “letrina” natural, podría quedar finalmente limpia en 2035, 19 años después de que se celebren allí las competencias de vela y windsurf de los Juegos Olímpicos de 2016.

El gobernador del estado de Rio, Luiz Fernando Pezao, dijo este lunes que no se cumplirá con la meta de limpiar la bahía hasta en un 80% antes del evento deportivo.

Al lanzar un nuevo plan de limpieza el funcionario dijo: “Quiero cumplir, estamos trayendo a las universidades, ambientalistas, la población, para unir las opiniones, ver cuánto de eso que estamos invirtiendo va a impactar y decir números. Sólo voy a saber en cuántos años la bahía será totalmente descontaminada cuando todas las inversiones en obras estén concluidas”.

Para el investigador de la universidad federal de Rio (UDRJ), Rogerio Valle, el nuevo plan será gradual y a largo plazo: “Estamos hablando de un horizonte de 20 años, la bahía puede tener una buena condición en 2025, 2030 o aún en 2035”.

Actualmente el tratamiento de sus aguas está en 49%, contra 17% hace unos años. El objetivo era llegar al 80% para los Juegos del año próximo. “La meta que nos establecimos fue demasiado ambiciosa”, dijo por su parte el secretario de Medio Ambiente del estado de Rio, André Correa, citado por medios de prensa.

Alarmados por los desechos flotando, las aguas sucias y reportes de bacterias, prominentes regatistas han solicitado que la competencia sea realizada fuera de la bahía, en aguas oceánicas más limpias. Pero los organizadores de Rio 2016 descartaron esa idea.

Según el plan , se instalarán barreras para impedir el paso de basura desde los ríos y una flota de barcos colectores, llamado ecobotes, recogerá cualquier desecho en el área de competencia.

“Sídney tampoco pudo limpiar su bahía para los Juegos de 2000, pero al cabo de 10 años presentaron una bahía razonablemente limpia” dijo el académico Rogerio Valle.

Foto AFP