La ciencia le dice adiós a las cicatrices
iStock

(Notimex) Un grupo de investigadores de las universidades de Pensilvania y California, ambas en Estados Unidos, realizaron una serie de estudios con el objetivo de encontrar la manera de curar heridas sin dejar cicatrices. Más allá de lo estético, este logro significaría reducir la probabilidad de complicaciones en los pacientes relacionadas con la pérdida de adipocitos.

El resultado de su trabajo es un nuevo método de manipulación y tratamiento de las heridas para sanarlas que permite que la piel se regenere en lugar de producir tejido cicatrizal. Es este último el que, debido a su baja presencia de fibras elásticas, pigmentos de color y folículos pilosos,  forma las marcas en nuestra piel.

El desarrollo de estos científicos consiste en regenerar los folículos pilosos para luego convertir los miofibroblastos en células grasas denominadas adipocitos, la cuales se encuentran de manera natural en la piel pero que se pierden cuando se produce tejido cicatrizal.

De acuerdo con el director del equipo que realizó esta investigación, George Cotsarelis, “el trabajo demuestra que tenemos la capacidad de influir en estas células para convertirlas en adipocitos estables”.

El descubrimiento tiene potencial para el campo de la dermatología, al permitir curar heridas sin dejar cicatrices, así como para impactar en pacientes con padecimientos relacionados con la pérdida de adipocitos, en especial en tratamientos para el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Además, podría ayudar al desarrollo de tratamientos antienvejecimiento.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre