La cuarta dimensión llega a los consultorios de cardiología

GE desarrolla método de ultrasonido cardiaco en 4D; el programa piloto se aplica en un hospital de Estados Unidos.

GE Reports

“Es como abrir el pecho y ver latir el corazón”, así describe la cardióloga Bijoy Khandheria, la nueva técnica de ultrasonido cardíaco que se utiliza en el Centro Médico St. Luke, en Aurora, Milwaukee.

Hasta hace unos años los médicos sólo contaban con los rayos X para asomarse al interior del cuerpo humano en tiempo real, pero por cuestiones de seguridad la exposición era limitada. Eso cambió con la llegada del ultrasonido, un método lo suficientemente seguro incluso para los fetos.

El ultrasonido funciona como el sonar de un submarino: se lanzan ondas sonoras de alta frecuencia inaudibles, una computadora escucha los ecos y genera imágenes a partir de los obstáculos que encuentra, en este caso nuestros órganos. La desventaja con el ultrasonido cardíaco es que la imagen que se genera es parcial y los médicos deben visualizarla la totalidad mentalmente.

Hasta ahora.

GE desarrolló un software que, con base en ultrasonido, genere imágenes tridimensionales de nuestro órganos en tiempo real. cSound puede analizar hasta 5 GB de información cada segundo y procesarla de manera inteligente para descartar la innecesaria hasta crear una imagen de los que sucede en nuestro interior.

El resultado, presentado en el Centro Médico St. Luke, es parecido a las actuales imágenes en 4D de fetos con algunas diferencias. Para reconocer la piel de su futuro hijo los padres no necesitan aprender a interpretar imágenes médicas, pero los doctores sí requieren que el ultrasonido muestre los pequeños detalles del tejido cardiaco. cSound sobre el modelo tridimensional de tal forma que las diferencias se perciben en el cambio de color.

Esta nueva técnica es muy similar a las máquinas de ultrasonido 4D que utilizan algunos hospitales para mostrar al feto antes de nacer. Lo es, pero con algunas diferencias en los algoritmos para procesar la imagen. Los padres que quieren ver la suave superficie de su hijo no tienen problema en entender lo que están observando sin saber interpretar imágenes médicas. Pero los doctores requieren ver los pequeños detalles del tejido cardiaco. Así que el cSound hace eso sombreando los modelos tridimensionales así que las diferencias destacan por el color.

Los médicos que han utilizado esta herramienta, como la cardióloga Khandheria destacan la precisión de las nitidez de las imágenes 4D, afirman que son tan detalladas que se puede apreciar cómo un coágulo afecta la circulación de la sangre o el tamaño de una hemorragia en una válvula dañada, sin que nada de esto represente un riesgo para el paciente.

Foto: GE