La Moderna Galatea, una novela gráfica “a la medida”

Dos tamaulipecos decidieron dejar sus zonas de confort para emprender. Conoce su historia.

En 2010, un ingeniero en sistemas computacionales y un arquitecto decidieron salir de sus zonas de confort para emprender un nuevo proyecto que les permitiera convertir sus hobbies en su nueva ocupación.

Así comenzó la carrera de Jaime Eduardo Meléndez como escritor y la de Enrique Delgado Torres como ilustrador, cuyo trabajo conjunto dio como resultado una novela gráfica a la que llamaron La Moderna Galatea.

Se trata de un relato que mezcla los géneros de ciencia ficción, el thriller y la ficción distópica con elementos del romanticismo y la literatura gótica, según explicaron los autores en entrevista con Tec Review Web.

Cortesía La Moderna Galatea
Cortesía La Moderna Galatea

“Originalmente iba a ser un cómic pero, durante el proceso de desarrollo, la obra fue mutando hasta convertirse en lo que es hoy: una novela con ilustraciones”, recordó Meléndez.

Una vez que La Moderna Galatea estuvo lista, los startuperos se dieron cuenta de que su historia “apenas comenzaba”.

El primer reto para ellos fue encontrar una editorial que apostara por su iniciativa bajo sus ambiciosas reglas.

“La idea era hacer algo verdaderamente diferente”, aseguró el ingeniero egresado del Tecnológico de Monterrey, “no sólo combinamos la narración con las imágenes, sino que tenemos claro que queremos ofrecer al público un libro de pasta dura lleno de color con diferentes texturas en el papel, de acuerdo con lo que se está transmitiendo en cada página”.

Fue así que el joven sello Idunn se unió al emprendimiento apoyando a Jaime y a Enrique con “la planeación editorial, la dirección, la campaña y la difusión”.

Sin embargo, al tratarse de la unión de dos grupos startuperos, fue necesario encontrar a más gente que se interesara por La Moderna Galatea para financiar su publicación. ¿Cómo lo lograron? Con ayuda del sitio de crowdfunding Fondeadora.

Los pros y los contras del crowdfunding

Para Jaime Eduardo Meléndez y Enrique Delgado Torres, el crowdfunding significó “matar dos pájaros de un tiro”, ya que no sólo les ayudó a obtener los recursos necesarios para hacer de su proyecto una realidad, sino que también les permitió “promocionar la novela incluso antes de que salga a la venta”.

Sin embargo, también fue una alternativa arriesgada, como recordó el arquitecto por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente. “El promedio de lectura aún es bajo en el país pero creo que armamos un buen producto, por lo que la respuesta ha sido positiva”.

Prueba de ello es la cantidad de fondos que lograron obtener en Fondeadora, el cual superó su meta por $5,364 pesos.

“Pienso que parte del éxito de nuestra campaña y de muchas otras es que el crowdfunding permite a los usuarios elegir lo que quieren consumir”, consideró Meléndez, “una editorial, por ejemplo, limita tus opciones, te dice ‘esto es lo que hay’. Aquí uno puede escoger qué sí quiere leer y qué no le interesa”.

El EXATEC agregó que, cuando el equipo de La Moderna Galatea decidió entrar a Fondeadora, consultó la historia de la plataforma, en la que encontró que “un gran problema al que se ha enfrentado la plataforma es la desconfianza de la gente”.

“Muchos piensan que puedes encontrarte con un fraude al no conocer a quienes están detrás de las campañas, hay una gran resistencia al cambio”, dijo, “es lo mismo que sucede con las compras por internet, por ejemplo, o las transferencias electrónicas. Quiero pensar que en unos cinco o diez años ya no va a ser así”.

Por su parte, Delgado Torres afirmó que con los sistemas de crowdfunding, “los emprendedores tienen más libertad para hacer productos tal cual como ellos lo planearon, a la medida, y los fondeadores pueden involucrarse más en el proceso de desarrollo. Incluso, se sienten parte del proyecto”.

Reviviendo la historia de Galatea

En la mitología griega, Galatea fue una estatua erigida por el rey de Chipre Pigmalión, cuya historia narró Ovidio en el décimo libro de sus Metamorfosis.

Al rey no le gustaban las mujeres porque las consideraba imperfectas pero, con el tiempo, empezó a sentirse solo, así que esculpió una estatua de marfil con las características que consideró dignas de él.

Cortesía La Moderna Galatea
Cortesía La Moderna Galatea

De tanto admirar su obra se enamoró de ella, así que fue a buscar a la diosa Afrodita, quien dio vida a su creación.

Los autores de La Moderna Galatea reviven en su obra este relato a su manera.

En esta nueva versión, un científico que trabaja en el desarrollo de Inteligencia Artificial empieza a presentar principios de esquizofrenia, lo que le hace alucinar personas, entre ellas una mujer de la que se enamora.

“Entonces empieza a manipular el proyecto para poder extraer a esta joven de su imaginación a la realidad”, comentaron los emprendedores, “si logra que todo el mundo imagine a esta mujer, ya no será imaginaria”.

Para saber cómo termina esta historia, preordena la novela aquí. Su fecha de entrega está programada para el próximo agosto.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre