iStock

¿Te gusta subir fotografías, videos, historias, agregar filtros y emotions en Instagram? ¿Monitorear el contenido de tus seguidores y de las personas que sigues en esta plataforma? Estas acciones podrían dañar tu salud mental, así lo indica reciente informe de la Royal Society for Public Health en el Reino Unido.

Lee: Instagram agrega filtros parecidos a los de Snapchat

Ansiedad, depresión, problemas de identidad personal y de imagen corporal fueron los aspectos negativos que resaltaron en la encuesta que se realizó a 1,500 jóvenes de entre 14 y 24 años de edad, a quienes se les cuestionó cómo ciertas redes afectan a su salud y bienestar.

Instagram, plataforma para subir fotografías y videos, con más de 700,000,000 de usuarios en todo el mundo, resultó ser la aplicación más negativa, en especial en el caso de las mujeres.

iStock

YouTube se resaltó por ser la plataforma con un impacto más positivo. Instagram, Snapchat, Facebook y Twitter fueron las redes sociales que demostraron efectos negativos en la salud mental de los jóvenes, pero ¿qué es lo que provocan estos daños?

Las herramientas de la aplicación forman parte de esta problemática, según una encuestada anónima. “Instagram hace que las niñas y las mujeres se sientan como si sus cuerpos no fueran lo suficientemente buenos, pues la gente añade filtros y edita sus imágenes para que puedan verse ‘perfectas'”.

Por si no lo viste: Las nuevas funciones de Instagram que cambiarán la app para siempre

La app incita a las chicas a “compararse con versiones poco realistas, en gran medida curadas, filtradas y modificadas de la realidad”, dijo Matt Keracher, autor del informe.

¿Soluciones?

La Royal Society for Public Health pidió a las redes sociales tomar medidas con el objetivo de ayudar a combatir los sentimientos de insuficiencia y ansiedad de los usuarios jóvenes, quienes son los más afectados. Una de las medidas que se mencionó fue la de colocar una advertencia sobre las imágenes que fueron trabajadas.

iStock

“No les estamos pidiendo a estas plataformas que prohíban las ediciones o los filtros, sino que les hagan saber a las personas que las imágenes han sido alteradas para que los usuarios no tomen las imágenes como reales”, dijo Keracher.

“Realmente queremos equipar a los jóvenes con las herramientas y el conocimiento para poder navegar en redes sociales no sólo de una manera positiva, sino de una manera que promueva una buena salud mental”, agregó.

 

CON INFORMACIÓN DE CNN EN ESPAÑOL