Cortesía Donitas Beleki

Hace 18 años, Julio Beleki estudiaba la preparatoria en el Tecnológico de Monterrey cuando su padre le dijo que él mismo debía sustentar sus estudios.

Beleki dio sentido a esta recomendación y se matriculó en la materia “Programa Emprendedor”, una asignatura que, sumada a sus estudios de Comercio Internacional, dio forma a Donitas Beleki, una franquicia internacional.

“Me di cuenta que el país estaba abriendo sus fronteras en todos los sentidos y que estudiando Comercio Internacional podía tener un alcance nacional, pero también viajar, así que busqué algo que compaginara con ese sueño universitario. Tuve la fortuna de que mi profesor Fernando Cabrera me asesorara en el camino, sin él no hubiera sido posible Donas Beleki”, dijo el ahora empresario. 

Beleki decidió estudiar y, a la par, iniciar su negocio en un kiosko al sur de la ciudad vendiendo donas y café. 

“Por fortuna el doctor Cabrera me ayudó a llevar el plan de negocios y llevarlo a la realidad”. 

Para lograrlo, el entonces universitario tuvo que hacer sacrificios, como vender su motocicleta y ahorrar mucho dinero: “Me llevó casi año y medio poder echar a andar una cafetería en un kiosko en una tienda el 20 de noviembre de 1997”, explicó.

Actualmente Donitas Beleki tiene 125 sucursales en el interior de la república y cuenta con franquicias en Guatemala, El Salvador y Colombia.


El EXATEC declaró que le debe su carrera al Tecnológico de Monterrey gracias a la beca con la que pudo cursar sus estudios. 

“Tengo un compromiso al ser EXATEC y con la sociedad por ser empresario. Estudiar en el Tec me ayudó en el plano personal y, sin duda, en la parte empresarial; a entender que el dinero no es importante sino lo que le vas a dejar a tu sociedad. Todo esto le debo al Tecnológico de Monterrey”, dijo Beleki. 

Donitas Beleki emplea a más de 500 personas y muchas son EXATEC. Algunos egresados de su alma máter son ahora franquiciatarios de su marca en Chihuahua, Veracruz, Ciudad del Carmen y Puebla, entre otras.

“Si tuviéramos la oportunidad de que nos guiaran para que nuestros productos llegaran a zonas marginadas, lo haríamos, y generaríamos empleo; sin embargo, no hemos encontrado el conducto”, concluyó el EXATEC.

Anuncio

A 19 años de establecer ese primer kiosko, las noticias de Donitas Beleki siguen, Julio Beleki está por cerrar una negociación que permitirá que sus productos lleguen a Nueva York y a Cuba.

“Son proyectos que estamos empujando y que tienen que ver más con regulaciones. Curiosamente, ambas ciudades tienen trabas muy importantes; si logramos conquistarlas, podremos conquistar más”, concluyó. 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!