La supercomputadora más rápida está en China

La velocidad de Sunway-TaihuLight rebasa los 100 petaflops

ChinaFotoPress/Getty Images

China mantuvo los primeros sitios del supercómputo, ahora con el sistema Sunway-TaihuLight, capaz de realizar cuatro trillones de cálculos por segundo en su máximo rendimiento.

Este sistema es también el primero cuya velocidad supera los 100 petaflops (operaciones de punto flotante por segundo), que mide el rendimiento de una computadora.

La capacidad de cómputo resulta de su CPU de múltiples núcleos, el cual fue desarrollado en China y que ocupa una superficie de 25 centímetros cuadrados, informó el sitio informativo China.org.

La capacidad del sistema Sunway-TaihuLight equivale a que los cálculos que efectúa en 60 segundos demandarían siete mil 200 millones de personas usando calculadoras durante 32 años, o dos millones de computadoras de escritorio trabajando durante un minuto.

Consta de 40, 960 procesadores, y cada vatio de electricidad empleada en el sistema puede soportar seis mil millones de cálculos.

Se trata de un tercio del consumo de electricidad de Tianhe-2, el predecesor de Sunway-TaihuLight, que registraba 33.86 petaflops por segundo para la misma cantidad de cálculos.

Las características de los dos súperordenadores chinos fueron reconocidos en la Conferencia Internacional de Supercomputación, celebrada en Alemania, detalla China.org.

Sunway-TaihuLight se encuentra instalado en el Centro Nacional de Supercomputación, ubicado en Wuxi, en la oriental provincia de Jiangsu. Fu Haohuan, subdirector del centro, explica que en esta área el desarrollo de la velocidad es tan importante como el control del nivel de energía de consumo.

Si no se controlan los niveles de energía, los súperordenadores del futuro podrían consumir tanta electricidad como la que usa una ciudad de tamaño mediano, precisa.

El subdirector reveló que Sunway-TaihuLight ha demandado hasta el momento mil 800 millones de yuanes (273 millones de dólares), cantidad aportada por el gobierno chino en 33% y el resto a partes iguales por las autoridades de Jiangsu y Wuxi.

Los cálculos tanto de este sistema como de su antecesor Tianhe-2 se han usado para pronósticos meteorológicos con exactitud de nueve kilómetros cuadrados.

También participó en la búsqueda del vuelo MH370 de Malaysian Airlines, procesando datos masivos proporcionados por satélites.

A la fecha China explora nuevas aplicaciones del súpercomputo como el análisis de medidas de control de la polución atmosférica, investigación médica y tecnología de internet.

También para la optimización de rutas para barcos de carga y pesca a fin de evitar aguas peligrosas.

Se incluyen programas de alerta para la prevención de desastres marítimos en las plataformas petroleras, precisó el Instituto de Oceanografía de la Administración Estatal china de Oceanografía.


Con información de Notimex

 

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

 

Los editores recomiendan