La tecnología cambiará la educación, ¿cómo prepararnos?
Digital Hub

La tecnología lo está cambiando todo. Pensemos por ejemplo en las computadoras: los primeros modelos ocupaban habitaciones enteras pero ahora existen dispositivos como la Micro Mote, un ordenador de apenas un milímetro —más pequeño que un grano de arroz— capaz de hacer diversas tareas, desde tomar fotografías hasta leer la temperatura del ambiente. ¿Piensas que esto es cosa del futuro? 

“Pues resulta que no, este desarrollo ya tiene dos años”, afirmó el educador, futurista, orador y escritor Bryan Alexander durante el Tercer Congreso Internacional de Innovación Educativa que se llevó a cabo en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, del 12 al 14 de diciembre. “Y este es sólo el inicio de un mundo lleno de dispositivos conectados, del Internet de las Cosas”, agregó.

Lee: La fórmula para tener más inventores, según Dean Kamen

Lo mismo sucede con la Realidad Virtual (VR), la Inteligencia Artificial (AI), la impresión 3D, avances que “te dan la sensación de que la ciencia ficción ya está aquí, es real”, consideró Alexander, quien agregó que la tecnología también tiene impacto en otros aspectos de la vida del ser humano que muchas veces pasamos por alto.

“En algunos países, desde hace años, vemos cambios en la fuerza laboral, donde la gente que se dedicaba a fabricar ahora está en el sector de servicios”, a consecuencia del desarrollo de máquinas para la manufactura, recordó el experto. “Esto significó también una baja en los sueldos”.

Pero la automatización sigue evolucionando, por lo que continuará eliminando profesiones. ¿Qué hacer entonces? Prepararnos para ese futuro. ¿Cómo? Con ayuda de la misma tecnología. “Entonces llegamos al tema de la educación”, dijo Alexander.

El presente

Hoy debemos sacar provecho de la innovación tecnológica en favor de nosotros mismos y de nuestros estudiantes. “Podemos combinar esto con la educación”, detalló Bryan Alexander. “Los maestros pueden hacer clases híbridas, subir contenidos a la red que los alumnos puedan ver en sus tablets o smartphones, también pueden impulsar el aprendizaje en línea”.

“Otra tendencia importante son las redes sociales, antes los académicos sólo se reunían en congresos o compartían papers en revistas especializadas. Hoy vemos todo tipo de blogs y especialistas que comparten información en Twitter”, explicó.

Te puede interesar: ¿Cómo cambiar la forma de enseñar en las universidades?

“También está la educación abierta, el poder encontrar cursos virtuales que sirvan de apoyo para la educación”, dijo. “E incluso ahora hay nuevas formas de hacer investigación, las simulaciones apoyan todo tipo de disciplinas: biología, economía, humanidades. Y eso es sólo una muestra del presente”.

El futurista invitó al público, compuesto principalmente por profesores, a aceptar estas tendencias y a hacerlas suyas, “porque todas estas cosas son semillas de lo que puede suceder en el futuro”.

El futuro

Por más que analicemos el presente, no podemos saber exactamente lo que sucederá en el futuro, pero sí podemos imaginarlo y prepararnos para posibles escenarios. “Piensen cómo va a ser para ustedes y para las siguientes generaciones”, invitó el experto.

Como futurista, Alexander imagina universidades inteligentes “que sean pequeñas representaciones de todo el mundo, con personas de diferentes países y culturas”.

Por si no lo viste: La función de las universidades no es enseñar: Vicente Atxa

Tomando en cuenta los cambios demográficos, que apuntan a que México se convertirá en una población de edad media en su mayoría, “los estudiantes promedio podrían estar en un rango de edad de 20, 30 o hasta 40 años”. Y los profesores probablemente no trabajarán tiempo completo.

“Porque la tecnología cada vez está más loca”, bromeó. “Y tal vez cosas negativas podrán ocurrir, pero entonces nuestra labor será enseñar a los jóvenes a ser escépticos, a pensar por sí mismos. Y eso es un gran reto, porque cuestionarán lo que les enseñamos. Así que tenemos mucho trabajo que hacer”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre