Una simple hoja de papel en la espalda de los atletas es el recordatorio de toda la tecnología que han desplegado los juegos olímpicos a través de su historia.

Los atletas usan lo que se conoce como un “babero”, hecho de una hoja de plástico delgado que se conoce como Tyvek, que resiste la humedad, el sudor y es capaz de moverse con el cuerpo de usuario.

De acuerdo con el distribuidor minorista de Tyvek, Running Count, el producto no puede romperse, pero solo hasta un determinado nivel de fuerza descargada.

Originalmente fueron utilizados los números impresos para hacer a los jueces más fácil la identificación de los participantes que a menudo, tienen la tarea de dar seguimiento a múltiples competidores.

Anuncio

De acuerdo con Wired, los baberos ahora ocupan un lugar privilegiado para los logotipos de los patrocinadores, que pagan millones para ser exhibidos en estas presentaciones internacionales.

Por ejemplo, Nike se encuentra actualizando los barberos para que puedan ser fijados mediante “dientes” de plástico impresos en 3D que se pegan en la ropa.

¿Por qué los atletas muerden las medallas? 

La tecnología en el papel en los juegos olímpicos
Getty Images

Morder las monedas de oro solía ser una forma de saber si era auténtica, ya que un diente ligeramente marcado era símbolo de que un metal blando y precioso se tenía entre los dientes.

Sin embargo, los medallistas lo hacen por una suerte de mostrar al mundo su trofeo, porque saben que éstas están hechas en su mayoría de plata y cobre.