Terrafugia

Mientras la mayoría de las compañías automovilísticas ven el futuro de su industria en crear vehículos eléctricos y autónomos, una empresa de Massachusetts, Estados Unidos, asegura que tendrá listo en dos años o menos un auto con estas características y una que revolucionara el mercado: la capacidad de volar.

Tal como lo vimos de niños en Los Supersónicos, Terrafugia dice que tendremos el primer prototipo de coche volador en 2018 y que comenzaremos a utilizarlos con normalidad, a más tardar, en 2027.

Según la compañía, estos aparatos de cuatro plazas no costarán mucho más que un “automóvil de lujo” y podrán estacionarse sin problema en cualquier garaje. Su nombre será TF-X.

Para funcionar, los coches voladores contarán con dos hélices pop-out para despegar del suelo. A partir de allí, estas se desplegarán hacia abajo y apoyarán la labor de dos motores que empujarán al vehículo a velocidades de hasta 320 kilómetros por hora.

Además, en caso de no necesitar hacer un viaje de altura, estos podrán transitar sin problema sobre el suelo. Por si todo esto fuera poco, el TF-X será semi-autónomo, por lo que el usuario sólo tendrá que indicar el destino para empezar el traslado.

Cabe destacar que esta idea no sólo se enfrentará a barreras de ingeniería y diseño, sino que todavía no cuenta con permisos legales y de seguridad para poder operar.

Si quieres conocer más sobre cómo funciona, mira el siguiente video:

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!