Cortesía

GUADALAJARA.- La primera muerte en la era del uso de los coches automatizados tuvo su primera víctima el 7 de mayo pasado, causando no sólo conmoción en el cada vez más extenso sector de los vehículos autónomos, sino también confusión en las autoridades, que se encuentran analizando el caso debido a que es el primer accidente mortal a bordo de un coche autónomo.

El conductor de un Model S de la firma Tesla, falleció a los 40 años luego de que ni el conductor, ni los sensores del vehículo detectaran la parte trasera de un camión de remolque, pasando debajo de él y provocando el descontrol en el trayecto, lo que lo llevó finalmente a estrellarse contra un poste y eventualmente al fallecimiento del conductor.

Entrevistado por Tec Review, Moshe Vardi, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Rice y director del Instituto Ken Kennedy para la Tecnología de la Información, explicó que no será, lamentablemente, el primer fallecimiento que veamos derivado del uso de una nueva tecnología.

“Es una nueva tecnología, pienso que esto tarde o temprano iba a pasar. El uso temprano de cada nueva tecnología conlleva a ciertos pasoso inevitables y esto nos dice que la automatización esta empezado, que no está del todo lista aún”, dijo el también Editor en jefe de comunicación en la Association for Computing Machinery.

Anuncio

Lo sobresaliente del caso, detalló Vardi, es la compañía que creó el automóvil:

“Pudo haber sido Google, pero pasó primero en un Tesla. El uso de una nueva tecnología implica un riesgo. Una persona murió en un auto automatizado, 1,000 murieron en accidentes automovilísticos y ayer 3,000 más murieron por alguna causa y no podemos evitarlo”.

Cortesía Campus Party
Cortesía Campus Party

El 30 de junio, Tesla Motors lamentó el accidente y a través de un comunicado compartió:

“Puso su vida por la innovación y la promesa que tenemos como misión en Tesla”.

De acuerdo con Brad Templeton, docente de la Singularity University y director emérito de Electronic Frontier Foundation (EFF), a pesar de este fatal accidente, los coches con un sistema automatizado para su manejo continúan siendo la mejor opción para resguardar la seguridad de las personas:

“Las personas no son buenas conduciendo”, dijo previo a su presentación en Campus Party 2016.

“Esto es sólo una de las consecuencias del uso de las nuevas tecnologías, los avances en general para los automovilistas van dirigidos a su seguridad”, explicó el también asesor de Google.

Moshe Vardi explica que las reacciones a este caso pueden ser comparadas con las posturas que se tienen respecto a la energía nuclear. Muchas personas mueren a lo largo del año debido a las pequeñas partículas radioactivas que hay alrededor de las plantas nucleares, en las que nadie expresa mayores cosas, sin embargo, cuando ocurren incidentes como los de Fukushima, estos decesos se convierten en grandes eventos.

“Pero, así es la vida”, concluyó Vardi.

 

¡Sigue nuestra cobertura completa de Campus Party 2016!

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!