Tec de Monterrey

Por Carlos Fernández de Lara

Con casi un millón de habitantes, Austin no solo es la cuarta ciudad más poblada de Texas y la 11 más importantes de Estados Unidos, la llamada capital de la música es centro de la ola de emprendimiento e innovación más importantes de las últimas tres décadas.

Impulsado por una de las sociedades más multicultural y joven de Estados Unidos, hoy Austin es hogar de firmas multimillonarias como Dell Technologies, Texas Instruments, la recién adquirida Whole Foods y alberga oficinas estratégicas y centros de investigación y desarrollo de empresas como Motorola, Samsung, Intel, Apple, Amazon y eBay.

“Hace 50 años el senador demócrata Patrick Moynihan dijo: ‘Si quieres construir una ciudad de clase mundial, construye un gran universidad y espera 200 años’. El problema es que nosotros en Austin no podíamos esperar tanto tiempo”, explicó Greg Fenves presidente de la universidad de Texas.

El experto aseguró que si bien la base de la idea Moynihan es cierta, hoy es necesario aplicar y generar alianzas con otros actores para poder acelerar el desarrollo de las ciudades.

Fenves compartió los cuatro elementos requisito que toda ciudad de primer mundo tiene que tener.


1. Una universidad


Pero no cualquier tipo de universidad, sino una que cuente con un buen nivel de investigación aplicada  a resolver y estudiar los problemas particular de la ciudad.


2. Gente

 

Una buena universidad debe atraer gente talentosa. No solo estudiantes, sino docentes capaces de identificar los retos urbanos, aplicar ideas para resolverlos e impulsar el ecosistema.

3. Socios estratégicos y capital

 

Las grandes ciudades requieren de socios, principalmente del sector privado, dispuestos a impulsar y apoyar algunas de las ideas e investigaciones que surjan de los emprendedores de esa universidad. “Si una persona con talento, no encuentra cómo aplicar su idea en su ciudad se irá a una que sí se lo permita. No debemos dejar que las personas se lleven sus buenas ideas”.

4. Personas, empresas y gobiernos dispuestos a tomar riesgos


Las nuevas ideas siempre serán riesgos. Se necesita gente que esté dispuesta a ser el primero en probar o intentar la idea. Si las empresas o gobiernos de una ciudad no están dispuestos a correr riesgos, siempre tendrán que esperar a que el concepto sea validado o aceptado, momento para el cual puede ser tarde o tener menor impacto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre