AFP

“Hemos superado el hambre y la codicia, nosotros ya no estamos interesados en la acumulación de cosas”, dijo Manu Saadia autor de Trekonomics un libro que habla de las lecciones económicas en el universo de Star Trek, citando al Capitan Picard durante la presentación de su libro en uno de los podcast más escuchados de la revista Wired.

El texto está respaldado por el principio de que Star Trek es una de las pocas historias de la ciencia ficción en la que el concepto del dinero se visualiza como obsoleto.

En el universo de Star Trek, la riqueza y los bienes han llegado a ser tan abundantes que la única manera en la que se puede sobresalir es mediante el talento y el cultivo del intelecto. Así, vemos que las disputas en el universo de Star Trek son en las que se encuentra de por medio la reputación:

“Lo que no es abundante en el universo de Star Trek es la silla del capitán”, detalla el autor.

Es por ello que al ser tomada en cuenta como ciencia ficción, y tener presente el uso de adelantos como el GPS e internet años antes de su aparición en la sociedad, el hecho de dejar de encontrar valor en el dinero y de anhelar recursos se vuelve de inmediato una premonición.

“Si decidimos como sociedad colocar cosas más cruciales a disposición de todos como bienes públicos, probablemente vamos a estar bien con nuestra manera de mejorar la condición de todo el mundo en la Tierra”, dijo el autor a Wired.

El libro, cuya primera edición fue lanzada en mayo del 2016, habla del surgimiento de una meritocracia, que si bien, no es prisionera de los sustentos materiales, sigue enfrentando estructuras sociales que crean descontento y abusos.

En Star Trek la Federación eliminó el hambre y la necesidad, sin embargo, no ha llegado a la sociedad utópica a la que todos aspiran.

Paul Krugman, premio Nobel de Economía, explicó en 2015, durante un Panel sobre la futura edición de Trekonomics, que en esa sociedad también habría un lado oscuro de la abundancia.

“Un mundo en el que tú tienes servidores que te proveen de todo lo que deseas, es un mundo en el que es muy difícil explicar la diferencia entre estos servidores y los esclavos”, advirtió.

A pesar de que este tipo de estructura sea planteada desde una historia de ficción, Krugman detalla rasgos que indican que parte de la sociedad está modificando sus prioridades, como es el caso de las personas que gozan de cierta influencia en redes sociales, sin recibir ningún peso a cambio, sólo por incrementar o reafirmar su reputación.

Un activo que incrementó su valor con la llegada de las redes sociales y la economía colaborativa.

Como epílogo, Saadia recordó el principal objetivo de la Ciencia Ficción:

“No es mucho predecir el futuro, sino para provocar una reflexión crítica del presente”.

Es por ello que afirma que la comprensión de Trekonomics y la dinámica de Star Trek nos pueden ayudar a considerar lo que se necesitaría para lograr un mundo donde los avances tecnológicos permiten a todos llevar una vida más confortable y significativa, en lugar de enriquecer a pocos afortunados.

AFP
AFP

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre