No hay otro auto igual en el mundo. Literalmente.

Lexus presentó una replica de su modelo IS saloon hecho completamente de cartón.

Con el fin de perfeccionar sus destrezas manuales, los hombres y mujeres que trabajan en Lexus, conocidos como takumi, hacen figuras de origami con su mano menos hábil. Para la campaña mundial Creating Amazing, la empresa decidió llevar esa técnica al límite.

Con ayuda de las empresas londinenses LaserCut Works y Scales and Models, Lexus creó un automóvil con interiores completamente equipados, puertas funcionales, faros y llantas que sí ruedan. El coche-origami puede circular sin ningún problema gracias a un motor eléctrico montado en su estructura de hierro y aluminio.

“Fue un trabajo demandante que requirió la participación de cinco personas en el diseño digital, modelaje, corte con láser y ensamblado”, dijo el fundador y director de Scales and Models, Ruben Marcos.

Lexus dio al equipo un modelo digital tridimensional del IS salón que fue dividido en sus componentes principales, cada uno se reprodujo en capas de 10 milímetros de grosor para servir como patrón para cada una de las 1,700 hojas de cartón que se cortaron.

A cada una se le asignó un número de referencia para asegurar que se ensamblara en el orden correcto. El ensamblado se hizo a mano y requirió de una espera de 10 minutos entre cada capa para esperar a que secara el pegamento utilizado. En total se requirieron tres meses para terminar el automóvil.

El proceso creativo implicó varios retos. De hecho, dice Ruben, “hicimos nuestra propia línea de producción. Trabajamos con precisión militar. Una vez que vimos cómo tomaban forma las piezas pudimos identificar dónde se necesitaban mejoras pero como teníamos todos los recursos en casa fue sencillo hacer los ajustes”.