iStock

140 líderes del ámbito corporativo se dieron cita en la conferencia U.S. Climate, Energy and Environment Plans que organizó el Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey. ¿Qué sucedió en este encuentro? Aquí te lo contamos.

El principal objetivo de esta reunión fue discutir temas relevantes respecto al cambio climático desde diferentes perspectivas y con base en el acuerdo alcanzado el 12 de diciembre pasado en París, Francia, durante la COP21.

Cortesía Tec de Monterrey
Cortesía Tec de Monterrey

Con esto en mente, la Dra. Isabel Studer, directora fundadora del IGS, invitó a los asistentes a analizar la situación mundial y a compararlos con el pacto que involucró por primera vez en la lucha contra el calentamiento global a los jefes de estado de 195 países.

“En el Acuerdo de París, la transición es real. Ya está sucediendo en el sector privado. Este es el elemento crucial”, dijo.

Anuncio

La integración del cuidado al medioambiente y el crecimiento económico —en muchas ocasiones considerados mutuamente excluyentes—, es un hito desde el punto de vista de Catherine A. Novelli, subsecretaria de Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“El gobierno tiene un papel importante a desempeñar pero no es capaz de resolver el problema por sí solo. Debe promover la innovación en las empresas a fin de buscar un balance para el cuidado del medioambiente, contemplando que se trata de un trabajo en combinación con otros sectores”, señaló.

Novelli destacó que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para el año 2050 la demanda de recursos naturales y energía aumentará en un 80% en comparación de lo que se produce actualmente.

La proyección indica, además, que la población mundial pasará de 7 mil millones a más de 9 mil millones, por lo que la economía mundial crecerá casi cuatro veces.

Por ello, Catherine considera indispensable entender y actuar para mitigar los efectos de la emisión excesiva de carbono, así como trabajar hacia una reducción de los gases de efecto invernadero. En su opinión, el gobierno debe promover la generación de energías limpias al tiempo que disminuye el uso del combustible fósil.

La Dra. Studer indicó que no sólo las grandes empresas están comprometidas con planes y cambios hacia un mayor uso de las energías renovables, sino que las pequeñas y medianas ya empiezan a entender su rol en la lucha contra el calentamiento global.

En el contexto de la cooperación norteamericana en la materia, Novelli destacó la importancia que los emprendedores de Canadá, Estados Unidos y México intercambien ideas y usen tecnología ya existente para ser competitivo en el uso de energías limpias.

Cooperación norteamericana

El Dr. Adrián Fernández, CEO de Latin American Regional Climate Initiative (LARCI) y Presidente de la Iniciativa Climática Mexicana, hizo referencia a la manera en que podrían trabajar los tres países de Norteamérica.

“Sabemos que para el presidente Barack Obama el tema del cambio climático está entre sus más altas prioridades y que ha invertido mucho tiempo y dinero en ello”, dijo, y añadió que Estados Unidos comenzó a promover el desarrollo de acuerdos bilaterales con países como China, India, Brasil y México.

“Históricamente, Estados Unidos y China son los países que más responsabilidad han tenido a este respecto pero, es cierto también, que muchos países hicieron muy poco durante mucho tiempo”, comentó.

La región de Norteamérica debe ser más proactiva, según el Dr. Fernández: “Se debe alentar a México para que siga actuando. Se debe tener valor para tomar decisiones y enfrentar los riesgos, sólo así se tomará la decisión correcta”, afirmó.

La Dra. Isabel Studer reconoció que es crítico que se otorgue financiamiento a emprendedores con ideas para combatir el cambio climático. “El mundo ha cambiado, existe una etapa antes y otra después del Acuerdo de París, que tiene que ser implementado, pues las regulaciones no tienen significado si no se actúa”.

Ejemplo de ello es Ramón Bacre, ingeniero biotecnólogo por el Tecnológico de Monterrey y CEO de Biotecnología Mexicana contra el Cambio Climático (BMCC), empresa cuyo objetivo es reducir la cantidad de carbono presente en la atmósfera mediante un modelo de negocio sostenible.

Para ello, BMCC desarrolló un biofertilizante que, además de nutrir el suelo, permite la captura de carbono, proyecto que le brindó el premio Innovators Under 35 otorgado por el MIT Technology Review.

Durante la conferencia, el emprendedor destacó la importancia de tener en mente el desgaste que tiene la tierra debido a malas prácticas de agricultura. “Esto se debe a la falta de carbono, que además se encuentra en cantidades excesivas en la atmósfera. Se puede ayudar a estabilizar el suelo al utilizar biofertilizantes”, dijo.

Por último, la Dra. Studer planteó una pregunta de gran relevancia: “¿Cómo podemos incentivar a que se animen más emprendedores?”.

Catherine Novelli aseguró que “se debe tener un cambio cultural en el que no se estigmatice el fracaso. Todo tipo de innovación es riesgoso y si algunas ideas no funcionan, simplemente no funcionan”.

Quien fue Vicepresidenta de la Dirección de Apple se mostró optimista, ya que la inversión global en el sector de energías limpias aumentó de 53 miles de millones de dólares en 2004 a 329 miles de millones de dólares en 2015.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA INFORMATIVA TEC DE MONTERREY

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!