Llega a México el primer implante mamario con chip
Cortesía Motiva Implants

Por estética o por salud, durante las últimas dos décadas se incrementó la cantidad de cirugías plásticas que se llevan a cabo en México. Esto colocó al país en el cuarto lugar a nivel mundial en la realización de este tipo de intervenciones, con la reducción de grasa corporal y la modificación de senos como las más recurrentes.

La importancia que hoy tiene esta rama de la medicina en la República obliga a los especialistas a mantenerse al día en materia de innovación. Es así que este 27 de julio se realizó en la Ciudad de México la primera operación a nivel nacional en la que se colocó un implante mamario de silicona con un chip de tecnología VeriTe Q Inside Safety integrado.

“Encontramos una gran oportunidad en la tendencia mundial de los wearables”, explicó en entrevista con Tec Review Web Juan José Chacón, CEO de la empresa fabricante de este producto, Motiva Implants. “Hasta el momento no existe otro dispositivo de radiofrecuencia de microchip para implantes humanos en el mercado”.

Motiva Implants forma parte de la firma estadounidense Establishment Labs. Para el desarrollo de este dispositivo, la compañía trabajo tanto dentro de sus centros de investigación como en instituciones educativas, en las que contó con el apoyo de especialistas en tecnología.

Implantes con chip. ¿Para qué?

El chip VeriTe Q Inside Safety se localiza en la parte trasera del implante mamario. Su tamaño es de apenas ocho milímetros, es decir, aproximadamente lo que mide un grano de arroz. Su principal objetivo, de acuerdo con la distribuidora Zaria Med, es ofrecer seguridad a la paciente al proteger sus datos e información relevante acerca de la intervención a la que se sometió.

Llega a México el primer implante mamario con chip
Cortesía Motiva Implants

“Todos los que practicamos este tipo de cirugías hemos tenido alguna experiencia en la que este este dispositivo hubiera marcado la diferencia”, dijo el doctor Jorge Porter, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Estética Reconstructiva (AMCPER) a Tec Review Web.

“Por ejemplo, yo recibí a  una paciente que venía de Australia”, recordó. “Llegó con un implante complicado y le pregunte la marca, modelo, incluso el nombre del médico que se lo puso. Me contestó ‘no lo sé doctor’. En casos como este, la única forma de proceder es operando (…) Sólo con información previa certera puedo saber exactamente cuál es mi punto de partida”.

El nuevo producto de Motiva Implants permite al especialista obtener un número de identificación de quince dígitos con ayuda de un lector por radiofrecuencia. Con este dato, tanto el médico como la paciente pueden acceder a una aplicación móvil capaz de identificar los implantes y ofrecer información como el nombre del fabricante, fecha de manufactura, número de lote, entre otros.

A diferencia de las tarjetas de garantía que anteriormente se entregaban a las usuarias, el chip no puede perderse u olvidarse.

Chips con biosensores

“Este es apenas el inicio”, afirmó Juan José Chacón, quien dio a conocer que Establishment Labs trabaja junto con el Massachusetts Institute of Technology (MIT), entre otras universidades, para crear chips con biosensores que puedan medir indicadores como la temperatura y la presión del implante en tiempo real.

“Esto permitirá a los médicos tomar las mejores decisiones para las pacientes”, comentó.

Según el CEO de la empresa, el primer prototipo de este tipo ya está listo, por lo que ahora se dará comienzo a la fase de pruebas. “Esperamos tener este producto dentro del mercado mexicano en dos años o menos”, agregó.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!