Lo bueno y lo malo que nos dejó el CES 2018
CES

Más de 184,000 personas se dieron cita en Las Vegas este enero para ser testigos de los avances tecnológicos más destacados: coches sin conductor, robots con aspecto humano y electrodomésticos futuristas robaron la mirada de los miles de asistentes los cuales, en su mayoría, comparten una duda: ¿Cuándo veremos esto en el mercado?

El CES 2018 deja un buen sabor de boca en relación a la innovación presentada por las miles de empresas que asistieron para presumir sus avances tecnológicos y prototipos de productos y servicios futuros.

Por ejemplo, en el sector automotriz, cada una de las grandes y pequeñas compañías reafirman que la tendencia se dirige hacia los coches sin conductor. Compañías como Ford, Honda, Nissan, entre otras, dejaron ver en el CES 2018 modelos de carros autónomos que se asemejan, por su aspecto, a naves espaciales vistas en películas de ciencia ficción.

Dentro de la promesa de los prototipos mostrados en el CES 2018 está una mayor productividad, menos accidentes y un mejor aprovechamiento del tiempo.

Otra de las tendencias que este año fueron reforzadas con más modelos cada vez más eficientes es la de los robots para el consumidor final. Compañías de gran tamaño como LG, Sony, Honda y algunas otras más pequeñas ocuparon el Centro de Convenciones de Las Vegas para mostrar el avance en sus prototipos.

Uno de los robots más destacados es el 3E-A18, desarrollado por Honda. Su objetivo, es crear un vínculo entre los humanos y fungir como un elemento de acompañamiento. Honda explica que esta máquina es capaz de crear un enlace emocional con los usuarios.

A pesar de que el robot no comparte una figura similar a la de los humanos, integra un rostro que puede mostrar emociones. El 3E-A18 puede además reconocer las emociones de las personas, ser empático y responder de acuerdo a éstas.

Por otra parte, el robot fue diseñado con una textura suave, similar a la de los bombones, que invita al usuario a acariciarlo o abrazarlo. Es algo muy parecido a lo que la película Big Hero de Disney mostró con el robot Baymax.

Otro concepto llamativo que volvió a predominar en el CES es el de las pantallas flexibles. LG mostró una de 65 pulgadas capaz de enrollarse. Mientras que en estos días, también se difundió que Samsung trabaja en este tipo de tecnología, al igual que Apple.

Lo malo

Si bien son tecnologías que hacen ver un futuro impresionante, como de película; se trata de puros prototipos sin una fecha precisa de lanzamiento.

Por ejemplo, en la industria automotriz, diversas compañías han mencionado su interés por poner los coches autónomos en circulación entre 2020 y 2025 pero, para que esto suceda, todavía hay retos importantes que industria y gobierno deben de resolver antes.

En el caso de los robots, tecnologías como la inteligencia artificial, que les permitirá a los robots un mejor desempeño y comprensión de los humanos, se encuentra dando los primeros pasos. La capacidad de entendimiento de estos robots, por más sofisticados que parezcan, todavía es temprana.

En lo que respecta a las pantallas flexibles, desde hace un par de años diversas firmas mostraron sus primeros avances en relación a esto. Sin embargo, las compañías que están empujando esta tecnología desconocen todavía una fecha de lanzamiento, principalmente porque, para desarrollar este tipo de tecnológica, se necesitan de componentes y materia prima suficiente para atender la demanda del consumidor.

Lo muy malo

Durante el segundo día del CES, en la sala norte del Centro de Convenciones hubo un apagón que dejó a oscuras a varias de las firmas que ahí mostraban sus productos.

Las más altas tecnologías de empresas como LG, Samsung, Panasonic, Intel, entre cientos de otras, dejaron de funcionar por poco más de una hora. Lo anterior dejó ver que, pese a que podamos tener la más alta tecnología, esta se convierte en nada sin un recurso tan básico como la electricidad.

CES 2018, una mirada a la futura “Robotina”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre