iStock

(Notimex) A partir de este 30 de junio, todos los productos alimenticios en el mercado mexicano —con algunas excepciones— deben contar con un etiquetado nutrimental frontal, de acuerdo con los lineamientos publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 14 de abril de 2014.

Esta medida pretende concientizar a la población sobre lo que consume diariamente y el impacto que tiene en su salud.

Ante esta nueva norma, el Poder del Consumidor lanzó una aplicación móvil gratuita llamada Semáforo Nutrimental, la cual permite conocer el nivel de azúcar, grasa y sodio de un artículo y recomienda o no su consumo.

Semáforo Nutrimental
Semáforo Nutrimental

Julieta Ponce, integrante de esta agrupación, explicó que la app funciona escaneando el código de barras del producto. Si este se encuentra en la base de datos, la plataforma arrojará la información a través de un ‘semáforo’, acompañada de una advertencia general para su consumo, así como alternativas saludables.

Anuncio

La aplicación es totalmente gratuita y ya se encuentra disponible en la AppStore de Apple y en la tienda de Google Play, además de que puede ser compartida mediante redes sociales.

Semáforo Nutrimental
Semáforo Nutrimental
Semáforo Nutrimental
Semáforo Nutrimental

De acuerdo con Ponce, esta herramienta se desarrolló ante las deficiencias del etiquetado frontal y para que los consumidores puedan tomar mejores decisiones de compra, así como mejorar sus hábitos alimenticios.

Alejandro Calvillo, presidente de Poder del Consumidor, afirmó que entre los problemas del etiquetado frontal se encuentran las deficiencias en el criterio fundamental de ser rápido y sencillo de entender. “La información se muestra en calorías, un concepto poco entendible por la población”, dijo.

Recordó que, según datos de la Encuesta Nacional sobre Obesidad 2015, solo 12% de las personas consultadas tiene noción de su requerimiento calórico diario, por lo que la información mostrada en el etiquetado no es interpretable.

Calvillo detalló que un etiquetado eficaz debería permitir a los consumidores tomar decisiones informadas respecto a su alimentación, poder comparar entre artículos de una misma categoría y elegir la o las opciones más saludables. “Esto, además, serviría como incentivo para que la industria reformule sus productos hacia perfiles más saludables”, agregó.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!