Los errores que comentes en las entrevistas de trabajo
iStock

Sí, a (casi) todos nos ha pasado. Cuando estamos interesados en algún puesto laboral y nos llaman para una entrevista queremos que todo salga perfecto. Quizá, hasta ensayamos un par de veces las posibles respuestas que daríamos en dicha cita. Pero, ¿sabías que tu lenguaje corporal puede tener más impacto que cualquier cosa que digas en la entrevista?

Esto según un estudio de Universidad de California Los Ángeles (UCLA por sus siglas en inglés), el cual señala que el 55% de nuestra comunicación no es verbal, una situación compleja a la que se enfrentan las personas que suelen ponerse nerviosas. 

Career Builder se dio a la tarea de contactar a directores de Recursos Humanos para identificar los errores del lenguaje corporal que ven en las personas que solicitan un empleo, esto durante el proceso de entrevista. Te presentamos cinco puntos:

1.- Contacto con los ojos

Y tú, ¿miras directo a los ojos? Según Crystal Barnett, especialista en Recursos Humanos, el no hacer contacto visual con alguien envía una señal de falta de confianza por parte de la persona interesada en el puesto, aspecto que podría costarle el posible trabajo.

Si se trata de una entrevista en grupo, es mejor mantener desde el inicio el contacto visual con la persona que hizo la pregunta, explicó Barnett. “En el curso de la respuesta, el candidato también debe mirar a otros entrevistadores para leer sus señales no verbales y mantenerlos comprometidos.”

2.- Sonreir

No sonreir en la entrevista de trabajo es una “bandera roja”, así lo dicen casi el 40% de los gerentes de contratación.

Sin embargo, “una sonrisa falsa, insincera, es menos favorable no importa la cantidad de contacto visual”, así lo dice Charlotte Westerhaus-Renfrow, profesor en la Universidad de Indiana, quien sugiere que se debe combinar el contacto visual con una sonrisa natural para dar una buena impresión, ya que esto también ayuda a disminuir el estrés.

3.- Nerviosismo

Durante el proceso de entrevista es normal el nerviosismo, pero esto pueda dar pie a que llegue la inquietud. Michael Plummer, CEO de Our Town America, busca más señales dentro del lenguaje corporal cuando lleva a cabo el proceso con los entrevistados.

“He visto a gente tan nerviosa que eclipsa el resto de su lenguaje corporal”, dice. Si la persona es inquieta, se debe ayudarse ella misma, a sentarse y poniendo los pies en el piso y las manos en la cintura.

4.- Cruzar los brazos

¿Qué significa el hacerlo? Esta acción es considerada, por casi un tercio de directores de Recursos Humanos, como una mala señal por parte del entrevistado, aunque Michael Landers en Culture Crossing: Discover The Key To Making Successful Connections In The New Global Era dice que puede ser una actitud engañosa.

La gente cree que los brazos cruzados envían la señal de que la persona está aburrida, desenganchada o bloqueada. “Sin embargo, cuando le pregunto a la gente por qué pueden sentarse así, la gran mayoría de ellos dicen que es porque tienen frío o que es sólo una forma cómoda de sentarse o estar de pie” comentó. Lo que prepara el escenario para que la gente pueda quitar a un candidato potencialmente excelente durante una entrevista o descontar a un colega o cliente basándose simplemente en una mala interpretación de su lenguaje corporal.

5.- Tu postura

Para el 31% de los gerentes de contratación, la mala postura puede costar al candidato una oferta de trabajo. Marcos Bollman, presidente de la reparación de la tapicería de franquicia Creative Colors Internacional , dice que es su mayor ‘alerta’ cuando entrevista a empleados. “Eso me sugiere que son demasiado cómodos o complacientes y posiblemente perezosos o no prestar atención”, dice.

Por otro lado, una buena postura junto con la fluidez es la clave, así opina Alba Rauhe, jefe de compras en Americas por Alexander Mann Solutions, una firma de adquisición de talento. “Su postura, sentado o de pie, durante una entrevista debe ser natural, no estática o tensa”, dice.

Y, ¿tú? ¿Cómo te has comportado en tus entrevistas laborales?

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!