Los maratones de Netflix pueden afectar al medioambiente

El gigante del streaming cuenta con uno de los rastros de carbón más significativos de las principales firmas tecnológicas.

Los maratones de Netflix pueden afectar al medioambiente
iStock

El servicio de streaming de películas y series Netflix llegó hace unos tres años a nuestras vidas para cambiar la forma en la que nos entretenemos radicalmente.

¿Te has llegado a enganchar tanto con programas o filmes que has pasado más de un par de horas utilizando esta plataforma? ¿Toda una tarde? ¿Todo un fin de semana? Entonces, te tenemos malas noticias: puede que realizar esta actividad no sea bueno para el medio ambiente.

Así lo dio a conocer la ONG Greenpeace, a través de su estudio Clicking Clean: Who is Winning the Race to Build a Green Internet? 2017 (Clicking Clean: ¿Quién está a la delantera en la carrera para construir un Internet verde? 2017), el cual evidencia la huella energética de casi 70 de los más populares sitios web y apps anualmente.

De acuerdo con esta investigación, Netflix cuenta con uno de los rastros de carbón más significativos entre las empresas perfiladas.

En 2015, el gigante del entretenimiento en línea —que actualmente ocupa un tercio del tráfico de Internet en Norteamérica—, anunció que pretendía abandonar la totalidad de su huella. Sin embargo, un examen detallado reveló que es probable que ésta se encauce hacia compensaciones de carbono o a créditos desagregados de energía renovable.

“Igual que Apple, Facebook y Google, Netflix es uno de los más importantes operadores del mundo en línea, pero su forma de suministro de energía es más bien crítica”, afirmó Greenpeace en el documento. Esta compañía “debe asumir la responsabilidad de que su crecimiento se base en energías renovables, no en combustibles fósiles, y demostrar con ello su liderazgo”.

Las tecnológicas más ‘verdes’

Apple, Google, Facebook, y Switch son las firmas tecnológicas que, según el estudio Clicking Clean, están dando los pasos más grandes hacia un funcionamiento con energía 100% renovable, mientras que Amazon y Samsung se unieron a Netflix como las que se mantienen en rezago.

Para cambiar esta situación, Greenpeace invita a las principales empresas de Internet a:

  • Adquirir un compromiso a largo plazo para convertirse en una empresa que funciona con energía renovable al 100%
  • Ser transparente en el desempeño de su energía y consumo de recursos con el propósito de que sus consumidores, inversionistas y accionistas puedan medir su progreso
  • Desarrollar una estrategia para incrementar su abasto de energía renovable por medio de una mezcla de suministro, inversión y respaldo corporativo

La huella energética de esta industria ocupó el 7% de la electricidad global en 2012, un número que va hacia arriba al ritmo del incremento del tráfico global de Internet, mismo que excederá el 12% para 2017. El streaming ocupó el 63% del tráfico global en 2015 y las proyecciones alcanzan hasta un 80% para 2020.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!