iStock by Getty Images

Por Isabel Fergusón

Seis de cada 10 mexicanos encuestados por la firma de seguridad Norton están dispuestos a intercambiar información personal a cambio de tener la posibilidad de conectarse a una red WiFi.

62% también considera que las redes WiFi que encuentran abiertas son seguras, tanto así, que nueve de cada 10 ha realizado acciones riesgosas cuando están conectados, tales como abrir sus redes sociales (71%), revisar su correo personal (64%), compartir información del trabajo (34%) o incluso acceder a sus cuentas bancarias (23%), poniendo en riesgo de hackeo estos datos sensibles, según lo encontrado en el Reporte de Riesgo de WiFi 2017, elaborado por la firma de seguridad para evaluar las prácticas y percepciones de los internautas sobre los WiFi públicos.

Especial/ Tomada de Expansión

Al realizar estas actividades en una red pública, los internautas aseguran que lo que más les preocupa es que los hackers publiquen su información financiera (53%), seguida de información como horarios o datos sobre sus hijos (52%), y su historial de navegación y lugares que visitan (47%).

Anuncio

Lee: Correo electrónico, un arma cada vez más común para los hackers

Sin embargo, para tener la posibilidad de acceder a una conexión a un WiFi serían capaces de ver un anuncio de 3 minutos (47%), bajar una app de una fuente desconocida (12%), compartir detalles personales (8%), y hasta abrir sus cuentas de redes sociales a un tercero (11%).

Especial/ Tomada de Expansión

“Esto se debe a la necesidad que tiene la gente de estar siempre conectada. Parte de lo que se comenta en el estudio es que quieren estar accesibles por si alguien los está buscando o quieren mantenerse comunicados. Esa es una de las principales razones. También nos indican que en algunas ocasiones quieren no terminarse su plan de datos o buscar una conexión en lugares cerrados en donde no tienen una cobertura de 3G y 4G”, dice Víctor Medina, gerente de Servicios de Consumo de Norton para México y Centroamérica a Expansión.

Las cinco principales razones por las que estos internautas mexicanos buscan conectarse a redes abiertas giran en torno al uso de Google Maps o un servicio de GPS (57%), para estar disponible por si alguien quisiera contactarlo (56%), para estar disponible en temas de trabajo (43%), para evitar acabar con su plan de datos (42%) y para postear en redes sociales (32%). Además, ocho de cada 10 elige un hotel dependiendo de si tiene conexión a Internet y 62% elige el lugar para comer o salir a tomar algo dependiendo de esto.

Por si no lo viste: Cuatro riesgos de publicar tus datos en redes sociales

Norton entrevistó a 15,532 personas en mayo de 2017 de 15 países, al menos a 1,000 personas por país, en Australia, Brasil, Canadá, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, Hong Kong, México, Países Bajos, Nueva Zelandia, los Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos, para conocer sus hábitos y realizar por segunda ocasión este informe.

No saben si navegan seguros

El reporte también encontró que 5 de cada 10 mexicanos encuestados no sabe distinguir si la red por la que está navegando es segura, lo cual no los frena para usarla, esto a pesar de que 14% de ellos ha sido víctima de robo de identidad. A nivel mundial, 6 de cada 10 personas no sabe si navega con seguridad por la red WiFi a la que se conectó.

La percepción de seguridad que tienen al navegar por internet es tal, que 22% de los mexicanos encuestados ha usado una WiFi pública para ver contenido para adultos, 44% de ellos en su hotel o Airbnb, 33% en la casa de un amigo y 30% en su trabajo.

Sin embargo, los usuarios no saben qué hacer para protegerse en este tipo de redes.

Te puede interesar: WiFi salva vidas en Querétaro

Para proteger las actividades que realizan en estas redes, el vocero de Norton recomienda usar una solución de VPN. “Es un túnel entre la información del usuario y la salida de información, es una carretera en donde pagas un camino especial para transitar por ella y ese camino está asegurado para ir por ella. Esto garantiza que no sea sencillo interferir su información”, explica.

El experto recomienda revisar que los sitios que se visitan tengan una URL que inicia con HTTPS, lo cual indica que se trata de un sitio web seguro. Sin embargo, si la conexión es insegura, lo más recomendable es no compartir información sensible o entrar a cuentas privadas cuando se navega en un WiFi desconocido.

Otro punto es la descarga de aplicaciones, las cuales pueden resultar riesgosas e incluso pueden estar compartiendo información del usuario como contactos, correos o redes sociales. Para ello también existen diferentes programas que permiten validar su funcionamiento.

CON INFORMACIÓN DE EXPANSIÓN.MX