Los perros son el mejor amigo del hombre, ¿por qué?
iStock

Los perros acompañan al ser humano desde hace por lo menos 15,000 años, cuando los lobos más mansos y curiosos comenzaron a acercarse a nuestros antepasados.

Desde entonces, este animal desarrolló habilidades sociales que le permiten interactuar y formar vínculos afectivos con nosotros como ninguna otra especie es capaz pero, ¿cómo lo logra? Con ayuda de su base genética.

Un grupo de científicos de la Universidad de Linköping, en Suecia, identificó cinco genes relacionados con las características sociales de nuestros mejores amigos de cuatro patas. Además, sorprendentemente, el equipo encontró que algunos de estos genes, presentes en el ser humano, están vinculados a trastornos de comportamiento como el autismo, la esquizofrenia o el déficit de atención.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos trabajaron con beagles, a los cuales presentaron el mismo problema de forma individual. Los canes podían manipular un artefacto para obtener dos premios fácilmente pero, al hacerlo, un tercero quedaba inaccesible en un recipiente de tapa sellada.

Anuncio

Ante ello, la mayoría de los perros optó por dirigirse a un humano cercano buscando cooperación.

También puede interesarte: Tu perro sabe cómo te sientes

Los genes clave

Tras realizar estas pruebas, los genomas de 190 beagles fueron analizados en un Estudio de Asociación del Genoma Completo (GWAS), gracias al cual fue posible identificar dos regiones que contienen, en total, cinco genes probablemente relacionados con estos comportamientos sociales.

Por ejemplo, un marcador dentro del gen SEZ6L tiene que ver con el tiempo que el can ha pasado en contacto con seres humanos, mientras que otros dos del gen ARVCF están vinculados a la búsqueda del contacto humano.

Los resultados de este trabajo pueden ayudar a la comunidad científica a entender mejor el proceso de domesticación pero, también, algunos desórdenes del comportamiento humano.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!