iStock

Grandes terremotos, como los que ocurrieron en Chile en 2010 y Japón en 2011, son más probables cuando hay mareas altas o vivas, es decir, en fases de la Luna nueva o llena.

Las mareas de la Tierra, que son causadas por un tira y afloja gravitacional que implica a la Luna y el Sol, producen una tensión extra sobre las fallas geológicas, asegura el nuevo estudio publicado en Nature. Un tema que los sismólogos han investigado durante varias décadas para entender si ese estrés podría desencadenar terremotos.

El equipo dirigido por el geológo Satoshi Ide, de la Universidad de Tokio en Japón, realizó tres experimentos que ofrecen pruebas prácticas de este fenómeno, que hasta ahora se intuía pero sin que se hubiera demostrado.

Ide y el grupo de investigación recrearon el tamaño y la amplitud de la “fuerza de marea” -un efecto de la fuerza de la gravedad que es responsable de la existencia de las mareas- que hubo durante las dos semanas anteriores a varios grandes terremotos (con magnitudes de 5.5 o superiores).

 Getty Images)
Sismo en Japón 2011. Foto:Getty Images

Comprobaron que grandes terremotos como el de Sumatra (Indonesia) en 2004, Maule (Chile) en 2010 y Tohoku-oki (Japón) en 2011 ocurrieron en momentos de una gran amplitud de la fuerza de marea alta.

También encontraron que la proporción de grandes terremotos, en comparación con los pequeños, aumenta en relación con los incrementos de la amplitud de la fuerza de marea.

a Getty Images)
Sismo en Chile en 2010. Foto: Getty Images

Aunque todavía no ha podido explicar totalmente cómo se inician y cómo se desarrollan los grandes sismos, se cree que crecen en cascada a partir de una fractura pequeña que se convierte en una gran grieta.

Los autores señalan en Nature que, si esto es así, su estudio indica que la probabilidad de que una pequeña fractura progrese hasta convertirse en una gran grieta aumenta durante las mareas altas o vivas.

También puedes leer: Pequeños temblores pueden desencadenar grandes terremotos

¿Te gustó esta información? consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre