iStock

(Notimex) – El lupus es una enfermedad autoinmune crónica y generalizada que, por razones desconocidas, causa que el sistema inmunitario ataque tejidos y órganos del propio cuerpo, como corazón, pulmones y riñón, además de que afecta con más frecuencia a las mujeres.

Desde 2004, cada 10 de mayo se conmemora el Día Internacional de Lucha contra el Lupus (originariamente World Lupus Day), esto con el objetivo de crear conciencia sobre esta enfermedad autoinmune, reumática y sin cura.

Lee: Fabry, la rara enfermedad que heredan las mujeres

En México, el 4% de la población padece este mal, de 10 personas afectadas nueve son mujeres y uno es hombre, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

“Es una enfermedad muy delicada y dolorosa. Quienes padecemos lupus debemos hacernos conscientes de que no se cura”, refirió Juana Rodríguez, de 58 años de edad, y quien padece esta enfermedad desde hace casi 10 años.

Recordó que le diagnosticaron la enfermedad luego de reiterados dolores en el cuerpo, pues “me dolían los huesos, se me ponían los ojos muy rojos y me empezaron a salir manchas en las piernas, como moretones”.

Por si no lo viste: Enfermedades causadas por el 9/11 traspasan fronteras

Luego de varios estudios en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), le diagnosticaron lupus eritematoso sistémico, y desde hace casi una década ha tenido “que batallar con este enfermedad, tomando una serie de medicamentos, como cortisona y sometiéndome a quimioterapias”.

El lupus es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunitario del paciente ataca a diferentes órganos y tejidos (puede afectar a la piel, las articulaciones, los riñones, los pulmones y el sistema nervioso,) provocando daño e inflamación.

El sistema inmunológico pierde la capacidad de diferenciar las partículas ajenas al cuerpo y sus propias proteínas, células o tejidos, provocando que estos sean dañados por anticuerpos propios.

Te recomendamos: Miles personas padecen enfermedades raras en México, ¡y no lo saben!

Puede producir daño de piel, articulaciones, riñón, cerebro, pulmón y otros órganos, y las manifestaciones de esta enfermedad son numerosas.

Se debe poner principal atención a síntomas como cansancio, debilidad, fiebre ocasional sin causa aparente, dolor articular o muscular, enrojecimiento de la piel, cara y cuello que se presenten después de la exposición solar, orina espumosa y sensibilidad a la luz solar.

Las afecciones pueden ser leves, como decaimiento, fatiga, anemia, inflamación articular o enrojecimiento de la piel, o muy graves, que comprometen órganos vitales, como el sistema nervioso central o renal, y que pueden poner en riesgo la vida de la persona.

También puedes leer: ¿Qué es la enfermedad de Huntington?

Además, hay factores externos como el estrés, las infecciones y también el uso de algunos medicamentos, razón por la cual es difícil detectar si una persona padece o no lupus.

Por ello, es necesario contar con el historial médico y exámenes de laboratorio inmunológico y general para establecer un diagnóstico.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre