Masculino o femenino, ¿cuál cerebro envejece más rápido?

Un equipo de expertos de la Universidad de Szeged, en Hungría, analizó las estructuras cerebrales de más de 100 voluntarios.

iStock

Las diferencias entre el cerebro de los hombres y el de las mujeres son controversiales en el mundo científico. Sin embargo, existen algunos descubrimientos indiscutibles en esta área, como que algunas enfermedades neurológicas afectan a los dos sexos de forma diferente.

Por ejemplo, el Parkinson que se caracteriza por falta de coordinación, rigidez muscular y temblores— es más frecuente en los varones.

La investigación sobre las desigualdades a nivel cerebral entre los hombres y las mujeres es imprescindible, pues podría ayudar a los expertos a comprender las razones fisiológicas que causan su vulnerabilidad  o resistencia a cientos padecimientos.

Con esta idea en mente, un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Szeged, en Hungría, liderado por el Doctor András Király, se dio a la tarea de escanear las estructuras cerebrales de 53 hombres y 50 mujeres de, en promedio, 32 años.

Los resultados, que fueron presentados en la publicación Brain Imaging and Behavior, arrojaron que el órgano envejece más rápidamente en los hombres que en las mujeres.

Algunas otras diferencias de género que encontró este grupo de expertos en su estudio confirmaron descubrimientos ya establecidos, como que los cerebros de los hombres son, en promedio, de mayor tamaño que los de las mujeres lo que no necesariamente significa que un individuo sea más inteligente que otro—; que las mujeres tienen más materia gris en el hipocampo izquierdo y derecho; y que los hombres tienen un tálamo y un núcleo caudado más grande.

Curiosamente, el hallazgo del hipocampo contradice un estudio reciente que asegura que no hay ninguna diferencia de sexo en esta estructura. Este estudio fue reproducido en varios medios de comunicación que señalaban la inexistencia de un “cerebro masculino” y un “cerebro femenino”.

De acuerdo con la publicación Brain Imaging and Behavior, la enseñanza más importante de este nuevo estudio tiene relación con los cambios en el volumen del cerebro basados ​​en los sexos que se correlacionaron con la edad de los participantes.

Un ejemplo de esto es que mientras ambos sexos mostraron una reducción del volumen cerebral total y el volumen tálamo con la edad, sólo los hombres mostraron reducciones en el volumen del “núcleo caudado” y el “putamen”, una estructura situada en el centro del cerebro y que se encarga también del control del movimiento.

Por otra parte, se encontró que la materia gris en general de los hombres se reduce a un ritmo más rápido que en los cerebros femeninos, lo que podría ser tomado como una señal de que el cerebro envejece más rápido en los varones.