lustraciones de Karla Cuéllar

Por Marisol Rueda:

Te interesaría formar parte de una red de mujeres emprendedoras con éxito? ¿O de una de divulgación científica y tecnológica? ¿Aprender finanzas personales, comunicación estratégica, desarrollar negocios digitales disruptivos, ciberseguridad para pymes y hasta logosofía (ciencia de la evolución consciente)? No, no es un sueño. Lo puedes lograr si participas en alguna meetup.

Una meetup es un encuentro de personas con los mismos intereses que se reúnen para lograr, en conjunto y con mayor facilidad, un objetivo común. En un evento de este tipo, los participantes intercambian experiencias, escuchan a especialistas y, sobre todo, hacen mucho networking.

Lee: Ocho emprendedores que fracasaron antes de alcanzar el éxito

Gracias a estas redes, puedes conocer a alguien que haya pasado por el mismo problema que tú estás atravesando hoy y su experiencia te puede ayudar a solucionarlo, le puede ahorrar pasos a tu empresa, ayudarte a encontrar el financiamiento que estás buscando u orientarte sobre nuevas oportunidades en otros mercados.

Diálogos productivos

Este concepto surgió en el año 2002, como una plataforma de redes sociales para reunir físicamente a personas desconocidas que comparten un interés común. Hoy, las meetups han funcionado tan bien que diferentes organizaciones, que pueden ser educativas, empresariales o de otro tipo, realizan algunas en torno a temas tan diversos como educación, política, deporte, cultura, salud, tecnología, finanzas, etcétera.

En una meetup se encuentran todos los lados de un mismo tema: académicos, investigadores, emprendedores, gobierno, startups, organizaciones no gubernamentales e interesados en el tema. Así, se conforma una comunidad de personas que comparte una visión y la idea de querer hacer algo en torno a un solo tópico.

Por si no lo viste: ¿Qué retos enfrentan los emprendedores?

“La idea en una meetup es la posibilidad de establecer conexiones, aprender y hacer sinergias”, explica José Escamilla, director del TecLabs, el laboratorio de innovación educativa del Tecnológico de Monterrey.

Por ejemplo, en una meetup un emprendedor puede encontrar al académico que tenga la solución a la mejora de su producto, al inversionista que quiera financiar su proyecto, al investigador que le ayude a estudiar el impacto de su producto en determinado mercado o, simplemente, a alguien que conozca a la persona que le puede ayudar a solucionar un problema.

Adolfo Ferrer, fundador y director de Liks.co, empresa de innovación educativa que tiene como objetivo empoderar e inspirar a los niños a través de campamentos y talleres de ingeniería y tecnología, buscaba financiamiento para viajar fuera de México con el objetivo de conocer el modelo educativo de cuatro escuelas disruptivas localizadas en Europa. Pudo conseguirlo gracias a que, en una meetup organizada por TecLabs, conoció a una entidad educativa que, a cambio de financiarle el viaje, le pidió compartir sus hallazgos en las escuelas europeas para poder generar contenido en México.

También puedes leer: CowDF Coworking: un emprendimiento para emprendedores

“Lo interesante es que en una meetup puedes buscar lo que tú necesitas en ese momento”, afirma Patricia González, subdirectora de Innovación Educativa en la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Hay gente de todos lados y conoces a personas que están intentando hacer lo mismo que tú o que ya lo hicieron y pueden compartirte su experiencia. Es muy importante establecer un diálogo con las personas que, como tú, están tratando de actuar en un sector”, agrega.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre