El terremoto que azotó México en 1985 le enseñó a Lorena Vázquez Ordaz la necesidad de ser solidaria. Es licenciada en sistemas computacionales y trabajó en varias organizaciones financieras donde desarrolló aplicaciones de administración y gestión, hasta que en 2001 decidió trabajar con familias indígenas. Hoy busca poner fin al hambre que padecen algunas comunidades del país a través de The Hunger Project, que opera en 12 naciones de América, África y Asia.

¿Qué es The Hunger Project?

Es una organización internacional que surgió hace 38 años en Estados Unidos. Estamos dedicados a promover el desarrollo de las comunidades desprotegidas a través del empoderamiento. Trabajamos en cuatro estados mexicanos –Zacatecas, Oaxaca, San Luis Potosí y Chiapas– con grupos indígenas que han quedado rezagados. A través de talleres enseñamos a los pobladores  a despertar su liderazgo y a trabajar, para su propio desarrollo, con el gobierno.

¿Cómo le hacen frente a la pobreza y hambre en México?

En el país hay 7.4 millones de personas con hambre. En 2008 definimos las cuatro regiones de acción en el país y a la fecha hemos entrenado a 4,000 líderes comunitarios a los que llamamos “catalizadores para el fin del hambre” para que capaciten a más de 2,500 personas que indirectamente beneficiarán a más de 11,000 mexicanos.

¿Por qué cambiaste las tecnologías de la información por el trabajo social?

Tras graduarme del Tec como licenciada en sistemas trabajé en el sector financiero, pero estaba muriendo en el proceso y decidí tomar un año sabático. A la par, tomaba cursos para ser mejor persona y descubrí mi misión: tener un mundo de calidad. Años atrás donaba a varias organizaciones, entre ellas The Hunger Project México, quienes al enterarse de mi receso laboral me invitaron a trabajar con ellos. Mi misión y lo que me gustaba hicieron match y me enamoraron.

¿Qué planes tienes a futuro?

Pienso seguir incidiendo para cumplir con el primer objetivo de la nueva Agenda de Desarrollo de la ONU que contempla poner fin a la pobreza en todas sus formas para el año 2030. Ya quiero ver a mujeres y hombres autosuficientes asumiendo el liderazgo en sus comunidades. Me muero de ganas de verlo.

 *Lorena Vázquez Ordaz estudió la Licenciatura en Sistemas de Computación Administrativa (LSCA’93) en el campus Estado de México.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre