todos.cicese.mx

(Notimex) – La estudiante Adriana Miranda Cervantes del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) ganó este reconocimiento por un estudio que realizó sobre chocolate y sus fines médicos, en el Congreso Internacional de Estudiantes de Biomedicina, realizado en Holanda.

De acuerdo con un comunicado, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) informó que la distinción la obtuvo Cervantes por su trabajo de tesis sobre cómo mejorar la producción de energía en la musculatura de adultos mayores, el compuesto epicatequina que se encuentra en el chocolate y el cacao.

Lee: Más que un antojo: el chocolate es bueno para tu cerebro

En la información se destaca que entre 200 trabajos de investigación sobre el mejoramiento de la calidad de vida de las personas de la tercera edad, de más de 60 países, la tesis de maestría de Adriana  Miranda fue elegida como la mejor en la categoría de biología celular y fisiología médica, al ser el “Envejecimiento saludable” la temática del congreso.

Anuncio

La alumna, junto a un equipo de investigadores del Departamento de Innovación Biomédica (DIB) del CICESE, estudia los efectos de la epicatequina sobre la función mitocondrial, es decir, cómo interviene este compuesto en la producción de energía que realizan las células humanas, refirió.

Indicó que mediante un modelo de células musculares, Adriana ha encontrado que la epicatequina aumenta el número de mitocondrias, proceso relacionado a la mejora del rendimiento muscular debido a la cantidad de energía producida.

También se resaltó que además de ser responsable de la producción de endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad, se conoce que los compuestos del cacao generan beneficios para la salud, como un mayor rendimiento muscular, cardiovascular e incluso pueden contribuir a la prevención de infartos y de pérdida de memoria.

Por si no lo viste: Amor es…regalar chocolates para bajar de peso

Sin embargo, no se sabe cómo se generan, por ello, Adriana Miranda buscó en su tesis encontrar qué receptor trabaja con este compuesto y “encontramos el receptor (de la epicatequina, en la célula muscular) pero lo que sugieren los resultados es que no es el único, hay otras maneras”, mencionó la galardonada.

“Lo que buscamos es poner a este receptor como un blanco terapéutico para las personas adultas, para que tengan un envejecimiento saludable”, agregó.

Adriana Miranda reconoció y agradeció el apoyo de sus asesores, los investigadores Carolina Álvarez y Aldo Moreno, ambos del DIB, para desarrollar esta investigación.