El dispositivo que rehabilita a víctimas de accidentes laborales

El aparato, diseñado por egresados del Tec, permite recuperar el movimiento de las extremidades superiores.

Dispositivo rehabiltación para víctimas de accidentes laborales
Tec de Monterrey

En México más de 400 mil personas sufren algún tipo de accidente en el trabajo al año, por esta razón, un grupo de seis EXATEC de la carrera de Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, diseñaron un dispositivo que tiene como finalidad ser un componente clave en la rehabilitación física de personas que han sufrido una lesión en extremidades superiores, es decir del hombro a los dedos.

De acuerdo con información y datos disponibles de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social y del Instituto Mexicano del Seguro Social sobre accidentes y enfermedades de trabajo, anualmente en México se presentan más de 400 mil casos de accidentes laborales, de los cuales cerca de una tercera parte, poco más de 149,000, afectan a extremidades superiores (incluyendo muñeca y mano).

Para apoyar en la terapia y rehabilitación de este grupo de personas, el diseño creado por los ingenieros egresados del Tecnológico de Monterrey consiste en un mecanismo que permite realizar el movimiento de pronosupinación -movimiento de rotación del brazo- de manera sincronizada en ambos antebrazos, de forma simétrica y simultánea sin importar si la extremidad derecha o izquierda es la lastimada.

También puede interesarte: Brazo robótico mexicano llega a concurso de la NASA 

Anuncio

El dispositivo brinda la posibilidad de agregar una resistencia gradual al movimiento por medio de un sistema de fricción, para que poco a poco se recupere la fuerza muscular perdida. También es posible su uso con un sólo miembro o se puede utilizar con la ayuda de otra persona, de esta manera el mecanismo permite transmitir el movimiento.

Los EXATEC, crearon su propia startup: Olináay, “Olinaáy es una mezcla de palabras provenientes de los dialectos náhuatl y maya: ‘Olinia’, significa movimiento en náhuatl y ‘náay’ es sueño en maya, Olinaáy se traduce como ‘Sueño de movimiento’,” explicó Jennifer Elizabeth García, egresada de la Carrera de Ingeniería Mecatrónica y líder del proyecto.

La startup desea entrar a un mercado que está prácticamente olvidado en México, y con ello ayudar en la rehabilitación de más personas, principalmente en adultos que han sufrido accidentes laborales en la industria.

IMG_2375-interior

La idea de negocios se está llevando a cabo gracias al apoyo y guía del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera del Tecnológico de Monterrey.

En el diseño y manufactura del aparato participaron: Jennifer Elizabeth García, Elías Cerón, Edgar Yahir López, Emilio Saldaña, Franciso Fraga, Rodrigo Morfín, todos ellos EXATEC de la Carrera de Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, quienes fueron asesorados a lo largo del proyecto por el Dr. Jesús Enrique Chong.

También lee: Exoesqueletos, de regreso a la vida 

¿Te gustó esta información? Consigue más en  nuestro boletín, ¡suscríbete!