iStock

La triscaidecafobia es el miedo irracional e incontrolable al número 13. Puede ser desarrollado por alguna creencia popular, superstición o experiencia negativa. Popularmente se cree que el número 13 trae mala suerte. Es una superstición que, por supuesto, no tiene base científica. Un número en sí mismo no puede tener efectos negativos en las vidas de las personas.

Esta creencia supersticiosa está tan arraigada que en muchos edificios del mundo el elevador salta del piso 12 al 14, y en numerosos hoteles y hospitales no hay habitaciones con el número 13.

Puedes leer: Las cinco fobias más comunes en México

Sin embargo, parece que el mito de que el trece trae mala suerte tiene orígenes muy antiguos. Uno de los de los más conocidos es la última cena de Jesús, que esa noche cenó con 12 apóstoles, con un total de 13 personas en la mesa. Horas más tarde, Jesús sería capturado y ejecutado, según la historia bíblica de los cristianos.

También se cree que el mito del número 13 podría tener sus orígenes en otras culturas, antes que el cristianismo, como sería la mitología nórdica de los vikingos.

La historia cuenta que un gran banquete organizado en el Valhalla asistieron doce dioses. Pero Loki, el dios de las luchas y el mal, también se coló en la reunión, por lo que el número de presentes en la mesa aumentó a trece. En la lucha para expulsar a Loki de la cena, Balder, uno de los dioses más queridos, murió.

Esta es una de las referencias más antiguas a la mala suerte traída por el número trece. Es probable que desde Escandinavia este mito se haya extendido al sur de Europa y luego se haya trasladado al cristianismo.

Te interesa: ¿Por qué el viernes 13 es considerado como de mala suerte?

Otro hecho importante que pudo haber contribuido a la mala reputación del número 13 fue la captura y muerte de los templarios, que fueron sacrificados en la hoguera el viernes 13 de octubre de 1307.

También existe fobia a otros números, por ejemplo la tetrafobia que es el miedo al número 4 en China, Japón y Corea. En estos países es frecuente que los hoteles y los hospitales no tengan cuarta planta. La palabra japonesa shi quiere decir muerte, y se pronuncia igual que el 4, así que para remediarlo se pronuncia el 4 como yon.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

¿Le temes a los payasos? La ciencia te dice por qué

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre