(Notimex) Más del 70% de las millones de estrellas que deambulan en la galaxia ‘bailan’ en pareja, es decir, giran una alrededor de otra con un centro de masa común por periodos que van desde una cuantas horas hasta cientos de años.

“Aunque a simple vista algunos astros parecen estar muy próximos entre sí, sólo mediante la observación con telescopios puede afirmarse que realmente forman un sistema binario”, explicó el investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Echevarría.

Un criterio básico para clasificarlas es dividirlas en dos grupos: binarias separadas y las interactivas, detalló el especialista.

El primero se caracteriza porque, aunque sus componentes están ligados por la fuerza de la gravitación, la distancia entre ellas es muy grande como para que ocurra un intercambio de materia, una interacción física importante.

Mientras que en el segundo, los componentes están tan cercanos que sí existe un intercambio de materia, así como una interacción de su radiación luminosa que afecta su comportamiento.

El especialista agregó que las clasificaciones más detalladas las describen con criterios específicos, por ejemplo, de acuerdo a su observación visual, fotométrica o espectroscópica.

De esta manera, se catalogan sistemas en: dobles aparentes, visuales, sistemas astrométricos, espectroscópicos, fotométricos eclipsantes e interferométricos, entre otros.

Echevarría agregó que cuanto más grande es el telescopio, mayor es su capacidad de revelar detalles más finos o, en el caso de las dobles, de separarlas de manera visual.

El estudio de los sistemas binarios busca entender mejor su constitución, la distribución de sus masas y tamaños en términos de temperatura en su superficie, su formación como objetos luminosos, así como evolución de cada una de las estrellas a lo largo de su vida.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!