Tu mirada tiene la clave para vender más y combatir el terrorismo
iStock

Por Carlos Fernández de Lara

La personas ya no podrán ocultar la intención de sus miradas, al menos no a la tecnología. Ya sea para determinar cuáles son los productos que mayor atracción tienen para los consumidores dentro de una tienda o con el objetivo de prevenir delitos o atentados terroristas, la firma japonesa NEC desarrolló un nuevo sistema de videovigilancia con inteligencia artificial capaz de rastrear los ojos de las personas con una distancia de hasta 10 metros.

Aunque este tipo de programas existen desde hace más de diez años, la mayoría de estos requieren que el individuo se sitúe a una distancia no mayor a los 30 centímetros, por lo que su uso está limitado a la aplicación de medición en experiencia de navegación y detección de puntos calientes dentro de un sitio web.

Sin embargo, Takeshi Moribe, de la división de transporte e infraestructura de Ciudades de NEC, explicó que la empresa desarrolló una tecnología que combina el uso de su plataforma de inteligencia artificial NEC WISE con su software de videovigilancia y reconocimiento facial capaz de detectar la línea de visión de una persona con un nivel de error no mayor a los cinco grados en movimiento.

“El objetivo es tratar de entender y predecir el comportamiento e interés humano con diferentes aplicaciones como prevención de delitos, retail, seguridad nacional e incluso biometría”, explicó Moribe.

La tecnología todavía está en fase de desarrollo con algunos programas piloto en Japón. El ejecutivo de NEC agregó que su gran diferenciador es que el software puede correr sobre la infraestructura actual de videovigilancia o registrar la mirada de videos tomados de cámaras web o dispositivos móviles como smartphones o tablets, sin necesidad de equipo adicional.

Debido a que la tecnología permite determinar y detectar las características dentro y alrededor de los ojos, como el tamaño de las pupilas y el contorno, puede analizar y determinar la línea de visión de múltiples individuos dentro de una misma escena en un rango comprobado de hasta diez metros en tiempo real.

La tecnología podría detectar intenciones criminales o posible atentados terroristas, pero también podría ayudar a las empresas minoristas a determinar los patrones de consumo y productos de interés de sus clientes en el momento en el que ingresan a una tienda.

Moribe mencionó que incluso museos, eventos o sesiones de investigación podrían beneficiarse de este tipo de tecnología al tener la capacidad para determinar el impacto de sus exhibiciones con base en el número de veces que la gente mira ciertos objetos o imágenes.

En el caso de usuarios finales, la tecnología ayudaría a prender, apagar o bloquear equipos electrónicos como televisores, computadoras o dispositivos móviles, dependiendo de si el usuario está mirando o no el equipo, esto con el objetivo de ahorrar energía y elevar el nivel de seguridad.

Para NEC, el impulso de este tipo de software es clave. La firma ya tiene más de 700 sistemas de video vigilancia, seguridad o reconocimiento facial en más de 70 países, incluido México, particularmente en aeropuertos, municipalidades, estadios, sistema de seguridad nacional y empresas privadas.

América Latina, es la segunda región más importante al acaparar 25% de las ventas anuales de la división, por encima de Europa y Estados Unidos.

Ante el desarrollo de proyectos de ciudades inteligentes y la creciente necesidad por mejorar los sistemas de seguridad nacional, la consultora Markets and Markets estima que el mercado de videovigilancia pasará de poco más de 30,000 millones de dólares a casi 76,000 millones de dólares para 2022.

Un sector en el que compiten firmas como Samsung, Panasonic, Sony, NEC, Axis, entre otras.

Escaneo facial, robots y jardines en los aeropuertos del futuro

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre