iStock

Washington, Estados Unidos (AFP) Un grupo de científicos logró modificar genéticamente mosquitos vectores del paludismo para que transmitan a sus descendientes los genes que bloquean el parásito de esta enfermedad. Esto significa una nueva esperanza de erradicar totalmente la mortal infección.

Cada año, un millón de personas mueren por este mal, sobre todo niños y mujeres embarazadas del África subsahariana, de acuerdo con los Centros de control y prevención de enfermedades de Estados Unidos. Por ello, los resultados de este estudio “son prometedores”, afirmó Anthony James, profesor de biología y genética molecular de la Universidad de California en Irvine.

“Esto demuestra que la técnica de edición genética puede ser adaptada para eliminar el paludismo”, dijo.

El análisis se basó en la técnica llamada CRISPR, que consiste en insertar genes que bloquean el parásito en el ADN de los mosquitos Anopheles stephensi, principal vector del paludismo en Asia, y así garantizar que este bloqueador se transmita a la descendencia.

Anuncio

Para comprobar que los genes portadores de anticuerpos se propagarán, los científicos agregaron una proteína que cambia los ojos del animal a color rojo fluorescente. Gracias a esta medida pueden asegurar que la manipulación genética fue un éxito.

Al calificar el experimento como “un importante primer paso”, James destacó que serán necesarios otros estudios para confirmar la eficacia de los anticuerpos. Sin embargo,  aseguró que el equipo “ha demostrado que esta tecnología permite crear eficazmente grandes poblaciones de mosquitos genéticamente modificados“, explicó.

El paludismo es uno de los principales desafíos de salud pública en el mundo, con más de 40 por ciento de la población en riesgo en distintas regiones.