Getty Images

Londres, Reino Unido (AFP) Zaha Hadid, una de las figuras más conocidas de la arquitectura mundial, murió este 31 de marzo a los 65 años tras sufrir una crisis cardiaca en un hospital de Miami, en donde se recuperaba de una bronquitis.

Se trata de la primera mujer arquitecta en ganar el premio Pritzker (2004) —considerado el Nobel de arquitectura—, así como de la mente detrás del Centro Acuático de Londres y la Ópera de la ciudad china de Guangzhou.

Getty Images
Getty Images

Este año también ganó la Medalla de Oro real de arquitectura en Reino Unido, galardón que han obtenido personajes como Jean Nouvel, Frank Gehry y Oscar Niemeyer.

Una mujer innovadora

Anuncio

Hadid reivindicaba la deconstrucción total de la geometría de los edificios y sus osadas construcciones atraían y provocaban polémica en cada inauguración.

La arquitecta obtuvo encargos en todo el mundo. Diseñó un trampolín de salto de esquí en Innsbruck, Austria, un museo nacional de las artes en Roma, el MAXXI, y el rascacielos del tercer grupo de transporte marítimo mundial, CMA-CGM en Marsella, Francia.

Getty Images
Getty Images

También edificó el Museo Guggenheim de Taichung, en Taiwán, obras con características únicas como la ingravidez de volúmenes de líneas oblicuas o de curvas retorcidas.

A mediados de la década pasada afirmó, en una entrevista con AFP, que “no fue el racismo, sino el hecho de ser mujer lo que dificultaba” hacer carrera como arquitecta.

“He triunfado, es cierto, pero no fue fácil ni un camino de rosas. Al principio trabajaba sin descanso, día y noche” explicó en 2002.

El ministro británico de Cultura, Ed Vaizey, se declaró “estupefacto” por la inesperada muerte de Hadid, de quien elogió “su enorme contribución a la arquitectura moderna”.

El primer ministro iraquí Haider al Abadi estimó, por su parte, que “su creatividad benefició al mundo entero”.

Para Richard Rogers, uno de los arquitectos del Centro Pompidou de París, “nadie tuvo tanto impacto como ella”.

Zaha Hadid nació en Irak en 1950. Recibió una educación liberal y, primero, eligió estudiar matemáticas. Obtuvo su licenciatura en la Universidad estadounidense de Beirut y, más adelante, optó por la arquitectura.

Diplomada de la Asociación de Arquitectura de Londres en 1977, decidió quedarse en la capital británica para iniciar su carrera, con la apertura de su estudio dos años después.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!