Internet Hall of Fame

(AFP) El informático estadounidense Raymond Samuel Tomlinson murió este sábado 5 de marzo a los 74 años. Se trata del inventor del e-mail quien, en 1971, implementó esta nueva forma de comunicación en Arpanet, red precursora del Internet.

“Verdadero pionero de la tecnología, Ray es el hombre que inventó el correo electrónico en el inicio de los ordenadores conectados”, recordó en un comunicado su empleador, la compañía estadounidense de defensa Raytheon, “su trabajo cambió la manera en la que el mundo se comunica”.

Uno de los padres fundadores de Internet, Vinton Cerf, actualmente vicepresidente de Google, dijo en Facebook estar conmovido por esta “muy triste noticia”.

Internet “perdió a uno de sus verdaderos pioneros”, consideró por su parte Internet Society, una organización estadounidense que goza de gran autoridad moral y técnica en el mundo.

Anuncio

Nacido en 1941 en la pequeña ciudad de Amsterdam, a 250 kilómetros de Nueva York, Ray Tomlinson estudió y obtuvo una maestría en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Más tarde, concibió el programa que permite enviar un mensaje desde un ordenador a otro mientras trabajaba en Arpanet, red reservada a investigadores y militares que más tarde daría nacimiento a Internet.

¿El primer email? Lo he olvidado

Getty Images
Getty Images

También fue Tomlinson quien concibió la idea de utilizar el carácter @ —arroba— para separar la identidad de la persona de la de red con la que se vincula.

Gmail, desarrollada por Google, elogió en su cuenta de Twitter la obra de este precursor con un sobrio “gracias, Ray Tomlinson, por haber inventado el correo electrónico y la famosa @ #RIP”.

La historia de la invención del correo electrónico fue narrada en detalle por el propio Ray Tomlinson en su blog para impedir que la leyenda reemplazara los hechos.

“No crean todo lo que leen en la web. Recuerden que hay seres humanos detrás de esas páginas, y los humanos cometemos errores”, advirtió.

“El primer mensaje electrónico fue enviado entre dos máquinas que se encontraban literalmente una al lado de la otra”, conectadas a través de Arpanet, explicó.

“Me envié un determinado número de mensajes de prueba de una máquina a la otra. El primer mensaje era completamente olvidable y, en efecto, lo he olvidado. Probablemente era algo como QWERTYUIOP o parecido”, dijo.

“Una vez que estuve satisfecho con el funcionamiento del programa, envié un mensaje a otros investigadores para explicarles cómo enviar un mensaje por la red. El primer mensaje electrónico anunció su propia existencia”, destacó.

En una entrevista de 2012 con el sitio especializado The Verge, Ray Tomlinson se dijo contento de que su invención fuera usada por todo el mundo, exactamente como él lo contemplaba.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!