Getty images

La NASA envío en 1977 dos naves espaciales Voyager en direcciones diferentes, cada una con un disco de oro con los sonidos, saludos y la música de la gente de la Tierra.

El objetivo de la misión es retratar la diversidad de la vida y cultura en nuestro planeta, una especie de cápsula del tiempo, que cuando fue elaborado buscó contar la historia de nuestro mundo a quien lo llegue a encontrar. Ahora, por el cuarenta aniversario de su lanzamiento, un grupo de personas ha lanzado una campaña de crowfounding en Kickstarter para ‘regresarlo a la Tierra’.

El mensaje grabado en un disco de cobre enchapado en oro de 30 centímetros, fue realizado por la NASA y por un comité presidido por el astrónomo Carl Sagan, quien describió a este disco como una botella lanzada al océano cósmico, que lleva algo “esperanzador sobre la vida en este planeta”.

En él van 115 imágenes en blanco y negro y color, que refleja la multiculturalidad en imágenes científicas, de comida, cultura y la cotidianidad de los seres humanos. También se grabaron sonidos naturales, como las olas del mar, los latidos del corazón, el sonido de los truenos; el canto de las ballenas, grillos y pájaros.

NASA
NASA

La nave también lleva esquemas de los seres humanos y el ADN, mapas de localización del sistema solar, y vistas desde la Tierra codificadas.

Además van 90 minutos de música con autores como Mozart, Beethoven, Chuck Berry o Louis Armstrong. Y también saludos grabados en más de 60 idiomas, incluyendo algunos dialectos.

Jimmy Carter, el presidente de la época en que fue lanzada la sonda (1977), escribió un mensaje especial que va impreso en la nave, junto al secretario general de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim.

El registro grabado en los surcos del disco lleva un cartucho, una aguja e instrucciones que se codificaron de manera simbólica.

NASA
NASA

Una réplica en tus manos

El mensaje inscrito en un mensaje de oro podría ser tuyo. La iniciativa ha nacido en Kickstarter y, a falta de 20 días para su cierre, ya ha sobrepasado la cantidad necesaria para hacerte de una copia de este simbólico objeto.

El precio mínimo para hacerse con uno es de 98 dólares, y la campaña termina el 20 de octubre. El disco original, por cierto, viaja en las Voyager encapsulado en una cubierta protectora de aluminio junto a una aguja fonográfica. Está chapado en oro, pero se reproduce como un vinilo convencional. Sobre su superficie hay una serie de grabados explicando su funcionamiento.

Kickstarter
Kickstarter

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!