Muy pronto tu smartphone podrá regenerarse como Wolverine
Fox

Seguramente, en algún momento, has deseado tener el superpoder de alguno de  los miembros de los X-Men pero, probablemente, nunca habías pensado que estas cualidades sobrehumanas podrían ser de gran utilidad para tus gadgets. Por el contrario, un grupo de científicos de la Universidad de California Riverdale (UCR), en Estados Unidos, no sólo lo imaginó, sino que lo hizo posible.

Este equipo de expertos, liderado por el especialista en física de materiales y fan de los X-Men, Chao Wang, se inspiró en Wolverine para desarrollar un material transparente y altamente elástico con su propio ‘superpoder’: la regeneración. Los resultados de su trabajo fueron publicados recientemente en la revista especializada Advanced Material.

Pero la lista de las propiedades del material no termina ahí. Este puede actuar como una suerte de músculo que responde a impulsos eléctricos, ya que se trata de un conductor iónico, es decir, un cuerpo que permite el paso de energía a través del flujo de iones.

Wang explicó que esta no es la primera vez que se logra obtener conductores iónicos transparentes, pero sí que se les agrega la propiedad de la ‘autocuración’.

“Esta fue la principal dificultad”, dijo, ya que requirió la formación de enlaces covalentes entre moléculas individuales que no compartían un electrón. Para solucionar este inconveniente, los científicos utilizaron interacciones ion-dipolo para mantener a las moléculas juntas.

Gracias a todas estas características, el ‘supermaterial’ tiene todo tipo de aplicaciones potenciales: desde extender la vida útil de las baterías de iones de litio —utilizadas, por ejemplo, en los coches eléctricos—,  evitar que tengamos que cambiar de smartphone cada vez que se nos caiga, posibilitar la creación de robots capaces de autosanarse, y hasta mejorar el diseño de las prótesis actuales.

“Desarrollar un material con todas estas propiedades fue un enigma durante años”, aseguró Wang. “Ahora que lo logramos, apenas empezamos a explorar todas sus posibles aplicaciones”. El especialista en física de materiales agregó que su invento es de bajo costo, fácil de producir, y que puede estirarse hasta 50 veces su longitud original.

“Además, si se le hace un corte, este desaparece en 24 horas o menos a temperatura ambiente”, detalló Chao Wang. “De hecho, sólo cinco minutos después de que la regeneración comienza, ya se puede estirar hasta dos veces su tamaño sin romperse”. Si quieres verlo en acción, mira el siguiente video:

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre