NASA

Washington (AFP) El mundo puede dormir tranquilo: ningún asteroide gigante chocará con la Tierra en septiembre, dice la NASA, echando por tierra un sinfín de rumores que circulan en internet.

“No tiene ninguna base científica, ni siquiera la sombra de una prueba, que un asteroide o cualquier objeto celeste amenace con entrar en colisión con la Tierra en ese momento”, dijo un responsable de la NASA, Paul Chodas, en un blog del programa de la agencia encargada de detectar cometas y asteroides.

Todos los asteroides conocidos por el momento tienen menos del 0.01% de posibilidades de entrar en colisión con la Tierra en el curso de los próximos 100 años, dijeron los responsables del programa.

“Si hubiera algún objeto así de grande para causar ese tipo de destrucción en septiembre, hubiéramos ya visto algo”, dijo Chodas.

La NASA intenta así contrarrestar los rumores que circulan en internet, que afirmaban que un asteroide iba a entrar en colisión con la Tierra entre mediados y fin de septiembre cerca de Puerto Rico, en el Caribe.

“La NASA detecta, sigue el rastro y graba las descripciones de asteroides y de cometas que pasan a 48 millones de kilómetros de la Tierra utilizando telescopios instaladas en el Sol o en el espacio”, dijo la agencia espacial.