(Notimex) El hielo marino del Ártico registró uno de sus mayores descongelamientos en la historia al alcanzar su punto más bajo hasta el momento el sábado 10 de septiembre y llegar a una superficie de apenas 4.14 millones de kilómetros cuadrados.

De acuerdo con el portal de Cambio Climático Global de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio estadounidense (NASA), esta cifra se convierte en la segunda cobertura mínima de hielo que presenta la zona desde la registrada por vía satélite en 2007.

De acuerdo con el análisis realizado en colaboración con el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de la Universidad de Colorado (NSIDC), la masa fundida de hielo marino del Ártico sorprendió a los científicos, ya que cambió de ritmo varias veces.

El centro de investigación destacó la importancia de este hecho ya que la cubierta ayuda a regular la temperatura del planeta e influye en la circulación de la atmósfera y el océano.

El hielo del Ártico se reduce cada año durante la primavera y el verano hasta que alcanza su punto mínimo anual y vuelve a crecer durante otoño e invierno, cuando el Sol está por debajo del horizonte en tal punto.

En particular, los investigadores detectaron este año que la temporada de deshielo comenzó con un grado mínimo histórico anual en marzo y una rápida pérdida de hielo a través de mayo.

Sin embargo, entre junio y julio, las bajas presiones atmosféricas y cielo nublado ralentizaron la masa fundida pero, tras el paso de dos grandes tormentas a través de la cuenca del Ártico en agosto, el deshielo se aceleró hasta principios de septiembre.

De esta manera se hizo más que notable que la extensión de hielo sobre el mar Ártico alcanzó su segunda baja histórica.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre