iStock

Una investigación liderada por científicos del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) identificó una molécula capaz de revertir los síntomas de la diabetes tipo 1 en ratones de laboratorio.

El estudio, publicado en Nature Communications, es un primer paso para desarrollar una nueva y prometedora línea de fármacos cuyo objetivo final es curar la enfermedad con una simple pastilla.

“Identificamos una puerta y sabemos cuál es la cerradura. El siguiente paso es diseñar posibles llaves”, explicó uno de los colaboradores de la investigación, Bernat Soria.

Puedes leer: ¿Cuánto cuesta tener diabetes en México?

La diabetes de tipo 1 (también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia) se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1 y no se puede prevenir con el conocimiento actual.

La causa está en la muerte de las células beta del páncreas, que son las productoras de la insulina, una molécula cuya función es introducir el azúcar en las células del organismo. La muerte de dichas células ocurre por un proceso de inflamación descontrolado en el que el sistema inmune las ataca por error.

A través de investigaciones con ratones transgénicos y cultivos de células, en los que han participado 31 autores de varios países, los científicos han identificado una proteína presente en la superficie de las células beta, llamada LRH-1, cuya activación, por parte de una molécula experimental llamada BL001 y suministrada a través de inyecciones a los ratones, frena la muerte de las células del páncreas. Su gran ventaja es que tiene un efecto doble sobre ellas: activa su regeneración y bloquea su muerte.

Te interesa: Mexicano desarrolla páncreas bioartificial que ayudará a diabéticos

“Lo más importante de este estudio es que hemos descubierto que activar LRH-1 con una pequeña molécula favorece un medio anti-inflamatorio y promueve la regeneración de las células beta”, asegura Benoit Gauthier, jefe del laboratorio y coautor del estudio.

Hasta ahora, LRH-1 era una proteína “huérfana”, sin función conocida. Pero ahora que se sabe que es una diana muy prometedora para la diabetes tipo 1. Por eso, el próximo paso es buscar nuevas moléculas que la activen y que puedan convertirse en un medicamento.

“Hay que ser muy prudente. Abrir una nueva puerta es algo que lleva años. Lo positivo es tener una nueva estrategia”, dice Soria. «Curar en ratones no es igual que curar en humanos”, recuerda.

CON INFORMACIÓN DE ABC.ES

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Existen cinco tipos de diabetes y no dos como se creía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre