Nvidia y Audi impulsan autos con Inteligencia Artificial

En 2020 llegarán al mercado los primeros Audi autónomos con Inteligencia Artificial con el chip DriverPx de Nvidia.

Nvidia y Audi impulsan autos con Inteligencia Artificial
Getty Images/AFP

Por Gabriela Chávez

Para Jen Hsun Huang, fundador y director general de la manufacturera de chips Nvidia, la base de procesador del futuro es la Inteligencia artificial, y una de las aplicaciones en las que la firma busca adelantarse a la competencia es en la industria automotriz.  De la mano de Audi planea poner en circulación los primeros coches autónomos con inteligencia artificial en 2020.

“Con deep learning por fin podemos percibir lo que está en el ambiente alrededor del automóvil, se puede predecir, se puede determinar qué hacer y aprender de todo, de forma constante. Este es el futuro de los coches autónomos”, proyectó Huang.

El modelo de Nvidia y Audi denominado BB8, está basado en un nuevo chip de Nvidia diseñado para brindar Inteligencia Artificial al auto, DriverPX, el cual tiene dos objetivos: manejar el auto por sí mismo al aprender del ambiente a su alrededor y de los patrones de manejo y cuidar del usuario.

“El auto debe poder manejar por ti y cuidar de ti en modo de copiloto”, dijo el director.

Para poder hacer estas funciones, Nvidia desarrolló un ecosistema de redes de deep learning sobre el chip DriverPX y encima una plataforma conectada a la nube que permite al coche por sí mismo tener poder de cómputo, tomar decisiones e interactuar dentro y fuera del vehículo.

Huang explicó que, tras cerca de una década de que la firma comenzó a trabajar en este tipo de tecnologías, actualmente el poder de procesamiento de cómputo gráfico (GPU) puede aplicarse funcionalmente a través del deep learning para realizar acciones parecidas a las que hace el cerebro humano, como percibir rostros o entender un procesamiento natural de lenguaje. Esto le permitirá al auto leer los labios del usuario y sus expresiones y, de este modo, cuidarlo si su comportamiento puede representar un riesgo al volante.

A la par de Audi, Nvidia anunció asociaciones con las partes más básicas de la cadena automotriz como Bosch y ZF, para incluir el sistema de DrivePX en sus líneas a partir de este año.

Recientemente otras firmas de chips como Intel y Qualcomm se han pronunciado en alianza con automotrices para perseguir el mercado de los coches totalmente autónomos, el cual se tasa en 6,000 millones de dólares, según Statista; sin embargo, Huang detalla que su valor diferencial es que Nvidia tiene ya la capacidad de producir.

“Nuestra ventaja es que estamos ya listos para producción. No es un concepto. En tres años esto ya se estará vendiendo”, dijo en conferencia de prensa.

Desde octubre, los chips de Nvidia también se incluyen en el modelo S de Tesla.

Se espera que para 2020 existan al menos 10 millones de autos 100% autónomos en las calles, según datos de BIIntelligence.

Guiño a Amazon y Apple

A la par del anuncio enfocado a la industria automotriz, Nvidia dio a conocer durante su presentación en el CES 2017 a Spot, una suerte de sensor para ubicarse en las paredes de los cuartos de una casa y que es capaz de convertirse en un asistente virtual.

Spot está conectado a Google Now y cuenta con reconocimiento natural de voz del usuario; éste escucha lo que la persona dice o comanda para manipular desde la temperatura de la habitación hasta la serie que quiere ver en Netflix y ejecuta las acciones. El procesamiento del comando se da a través de la nube sobre un sistema de Inteligencia Artificial.

Spot competirá en el mismo nivel que el asistente virtual de Amazon, Alexa, mismo que actualmente se encuentra en la mayor cantidad de dispositivos en el mercado y hasta mediados de enero sumó 3,000 funciones aplicables, tras abrir su código a desarrolladores.  

El gadget comenzará a venderse en 2017 por 149 dólares y aunque es posible enlazarlo por vía bluetooth a cualquier dispositivo, una idea de integración es con la consola de Nvidia, Shield, la cual también anunció renovaciones.

Aprovechando un mercado cada vez más creciente de gamers a nivel mundial, Huang anunció un sistema on demand para su chip GeForce, enfocado a este mercado. Por 25 dólares, los usuarios podrán tener el poder de cómputo de un GeForce en cualquier tipo de computadora, aunque no sea especializada, en la nube. El producto estará disponible a partir de marzo de 2017.

Actualmente GeForce es el chip que procesa el cómputo de la mayoría de las PC dedicadas a los aficionados a los videojuegos; sin embargo, el directivo detalló que aproximadamente 1,000 millones de equipos no especializados, como las laptops de Apple y las híbridas, hoy no pueden proveer el poder de cómputo a sus dueños para ejecutar juegos.

A la fecha existen 200 millones de gamers que juegan usando un GeForce, según cifras de la empresa.

“Para los otros 1,000 millones de usuarios de computadoras está el GeForce on demand. Podrán tener el increíble valor de cómputo al que hoy solo se puede acceder con una PC para gaming”, dijo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

Los editores recomiendan