Obama, preocupado por los innovadores hasta el último momento
AFP

En 2012, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puso en marcha una iniciativa llamada Programa de Becas de Innovación Presidencial (Presidential Innovation Fellows). Esta se encarga de reunir durante seis a 24 meses a los más destacados innovadores del sector privado, académicos y organizaciones sin fines de lucro, con el objetivo de que trabajen juntos en encontrar nuevas soluciones para diferentes cuestiones.

Cinco años más tarde y justo antes de abandonar la oficina oval, el propio Obama, preocupado porque tal programa se siga llevando a cabo, firmó su última legislación, la cual convierte al Presidential Innovation Fellows (PIF) en un proyecto permanente. ¿Por qué es éste tan importante?

El documento firmado por el ahora expresidente, destaca que gracias al PIF el gobierno logró, por ejemplo, ser más abierto, con la mejora del sitio Dara.gov; abordar la agresión sexual y prevenirla al lanzar la plataforma NotAlone.gov; fomentar el monitoreo de la salud entre los estadounidenses con la digitalización de los registros médicos; y ofrecer oportunidades de empleo a los veteranos a través de la página web Veterans Employment Center.

También puedes leer: El legado tecnológico de Obama

Anuncio

“El programa Presidential Innovation Fellows se basa en cuatro principios clave”, se lee en el texto. “1) reclutar lo mejor que nuestra nación tiene para ofrecer; 2) asociarse con innovadores dentro del gobierno; 3) implementar estrategias probadas del sector privado; y 4) centrarse en algunos de los desafíos más grandes y más apremiantes de la nación”.

Bajo estos principios, personajes de la talla de Patrick Koppula, CEO de GarageBand; Alan Steremberg, fundador de Weather Underground; Adam Riggs, presidente y CFO de Shutterstock; y la directora de Innovación Digital del Boston Children’s Hospital, Alexandra Pelletier, han formado parte del PIF.

Al firmar esta legislación, el expresidente Obama “dio un paso importante para garantizar que el gobierno federal continuará fortaleciendo sus esfuerzos de colaboración con los innovadores y empresarios”, consideró el senador Cory Booker en un comunicado.

“El Programa de Becas de Innovación Presidencial es una manera única y eficaz de vincular a los funcionarios públicos y a los expertos en tecnología para que trabajen juntos en servicio público por el bien del pueblo estadounidense”, agregó.

La legislación ya fue presentada y aprobada en la Cámara por lo que  el programa PIF ya es oficialmente permanente.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!