Tel Aviv University

(Notimex) Los saltamontes sirvieron de inspiración para que un equipo israelí de investigadores se diera a la tarea de desarrollar el robot miniatura TAUB, llamado así por las por las siglas de la Universidad de Tel Aviv y Ort Braude, las dos instituciones que cooperan en este proyecto.

De acuerdo con sus creadores, este pequeño androide será útil en las misiones de búsqueda y rescate que se lleven a cabo dentro de zonas en estado de emergencia, además de que se podrá utilizar en operaciones de reconocimiento en terrenos complicados.

TAUB mide cerca de 12 centímetros, pesa menos de 30 gramos y es capaz de saltar hasta 3.35 metros, es decir, más del doble de la altura que alcanzan otros robots de tamaño similar. Por si fuera poco, puede cubrir una distancia de hasta 1.35 metros en horizontal con un solo salto.

“Nuestro robot-langosta es un ejemplo de innovación tecnológica basada en la observación biológica”, destacó Amir Ayali del departamento de Zoología de la Facultad de Ciencias de la Vida de Tel Aviv, quien dirige la investigación.

Anuncio

Agregó que “la fabricación de androides miniatura es “asequible y eficiente, ya que su diminuto tamaño les permite atravesar terrenos difíciles y desconocidos”

Un saltamontes impreso en 3D

Los creadores de TAUB modelaron el robot con ayuda de una impresora 3D con materiales plásticos, los mismos que se utilizan para fabricar los bloques de Lego.

Las patas del ‘insecto’ son varillas rígidas de carbono y se usaron resortes de acero para las articulaciones. También cuenta con una pequeña batería que se mueve con control remoto.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!