Orbitador europeo-ruso envía sus primeras fotos de Marte
@esa_es

(Notimex) El orbitador de la misión ExoMarS de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la rusa — mejor conocida como Roscosmos—, probó por primera vez y con éxito sus instrumentos en el espacio. Prueba de ello son las fotografías que envió a Tierra del planeta rojo.

La calidad de las imágenes de la superficie marciana enviadas por el Trace Gas Orbiter (TGO), a más de un mes de haber llegado a ese planeta, muestra su gran potencial para futuras observaciones, destacó este 30 de noviembre la ESA, en un comunicado.

EL TGO se puso el pasado 19 de octubre en órbita con Marte, que toma 4.2 días, por lo que pasó las últimas dos —entre el 20 y el 28 de noviembre— probando sus cuatro instrumentos científicos y haciendo mediciones de calibración importantes.

Los datos de la primera órbita fueron publicados para ilustrar la gama de observaciones que se espera obtener una vez que la nave llegue a su casi circular órbita de 400 kilómetros de altitud sobre la superficie, a finales del próximo año.

Anuncio

El objetivo principal del TGO es hacer un inventario detallado de los gases ‘raros’ que constituyen menos del 1 por ciento del volumen de la atmósfera, incluyendo metano, vapor de agua, dióxido de nitrógeno y acetileno.

De gran interés es el metano que, en la Tierra, se produce principalmente por la actividad biológica y en menor medida por los procesos geológicos tales como algunas reacciones hidrotermales.

Los dos instrumentos encargados de esta función han demostrado que pueden tomar los espectros de alta sensibilidad de la atmósfera.

Durante las observaciones de prueba la semana pasada, el instrumento llamado Atmospheric Chemistry Suite se centró en el gran volumen de dióxido de carbono presente en la atmósfera marciana; mientras que el Nadir and Occultation for Mars Discovery se concentró en el agua.

El detector de neutrones del orbitador, FREND, mide el flujo de estos a partir de la superficie del planeta, el modo en que se emiten y su velocidad, para determinar la composición de la capa superficial, en particular, identificar la presencia de agua o hielo subterráneos.

Este instrumento podría identificar la diferencia relativa entre las regiones del conocido flujo de neutrones más alta y más baja, aunque tomará varios meses producir resultados estadísticamente significativos.

Las diferentes capacidades del sistema de imágenes de color y estéreo de la superficie quedaron demostradas con 11 fotografías capturadas durante el primer sobrevuelo cercano el 22 de noviembre.

El máximo acercamiento de la nave espacial a la superficie marciana fue de 235 kilómetros, volando sobre la región Hebes Chasma, justo al norte del sistema de cañones de Valles Marineris.

Estas imágenes serán las más cercanas que se habrán capturado de la superficie, ya que el orbitador finalmente se ubicará a unos 400 kilómetros de distancia hacia finales de 2017.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!