Pac-Man ahora persigue bacterias depredadoras

Científicos noruegos crean un laberinto para microorganismos inspirado en el videojuego.

Científicos de la Universidad Southeast Norway, encontraron una forma divertida y curiosa de analizar los hábitos de caza de las bacterias, a través del mítico juego japonés Pac-Man.

En el experimento es una estructura microscópica rellena de un líquido permite que los organismos que habitan en él se desplacen de una manera ágil. En su interior, dos tipos de protistas unicelulares –las euglenas y los ciliados– tratan de no ser comidos por los fantasmas de su propio Pac-Man científico: los organismos pluricelulares predadores que se les conoce como rotíferos.

De acuerdo con Andrew Erik Johannessen, del departamento de nanosistemas de esta universidad, el experimento tiene valor científico más allá de la curiosidad que pueda despertar por su parecido con el famoso videojuego, así lo publica el diario El País.

Los laberintos diseñados por los investigadores son parecidos a los hábitats naturales de estos microbios –el musgo o la tubra– que las placas de Petri, en las que a veces unos organismos se confunden encima de otros al observarlos en el microscopio.

La reconstrucción del emblemático juego permite a los investigadores analizar con mayor precisión el comportamiento de los microorganismos.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!