iStock

Galletas, alfajores, brownies, pay de queso, pan artesanal, mentas de chocolate y tamarindos son algunos de los productos que ofrece Pan Q’ Ayuda, un emprendimiento social que busca ayudar a personas con discapacidad.

Se trata de una cooperativa que nació en 2012 en Querétaro, “su finalidad es generar empleo para personas con discapacidad, tercera edad y madres cabeza de familia  a través de la fabricación de galletas, pasteles, gelatinas y pan artesanal 100% casero”, dijo en entrevista con Tec Review, Ana Yolanda López, EXATEC y fundadora de la empresa.

Lee: ¿Cuál pan es más saludable: integral o blanco?

El proyecto fue resultado del trabajo de Queretanos Unidos Por la Discapacidad A.C., un centro de capacitación laboral, donde echo a andar una escuela de panadería.

Con el fin de recuperar los costos de la materia prima utilizada en el curso de repostería, Yolanda tuvo la idea de vender los productos hechos en clase, mismos que tuvieron una  respuesta positiva por parte de los consumidores. Fue así como surgió Pan que ayuda.

También, fue una situación personal la que motivó a López a poner la cooperativa. “Cuando yo salí del Tec de Monterrey empecé a buscar trabajo como mis compañeros de la carrera. Repartí mi currículum a todos los lugares donde me decían. En una de ésas, me hablaron por teléfono a las 10 de la noche. Me hicieron una entrevista vía telefónica”, compartió.

Ana Yolanda fue citada al día siguiente con los papeles que le habían solicitado para el empleo. Cuando se presentó, la chica que la entrevistó se impactó al verla llegar en una silla de ruedas .“Ya se ocupó el puesto” fueron las palabras que le dijeron en aquel lugar.

Por si no lo viste: Tres empleos que se adaptan a tu estilo de vida

La egresada del Campus Querétaro tiene parálisis cerebral y destacó que no fue la única ocasión en la que demás personas le negaron la oportunidad de laborar debido a su condición.

Con base en esas desagradables experiencias, a López le surgió la inquietud de saber qué ocurría con otras personas y sus discapacidades.

“Me di cuenta que en México había un problema muy grande sobre la falta de empleo para personas con discapacidad. Me di cuenta que había abogados, ingenieros, contadores, arquitectos, administradores que no conseguían trabajo, que no tenían esa oportunidad de demostrar lo que habían estudiado”. 

También puedes leer: El emprendimiento social puede cambiar paradigmas

Por ello, fue que Ana Yolanda impulsó este emprendimiento social que, actualmente, se encuentra en el 10% de su capacidad instalada, donde son 15 las personas empleadas y beneficiadas. Los trabajadores son ciegos, con discapacidad motriz e intelectual, abuelos y madres solteras a cargo de sus familias.

Facebook Pan que ayuda

Su mercado meta son las empresas socialmente responsables que buscan proyectos estratégicos de bajo costo y alto impacto para poder hacer responsabilidad social como Samsumg, Coparmex y Santander.  Entre los objetivos de Yolanda, se resalta el de aumentar sus ventas y así mejorar las instalaciones de la cooperativa y crecer como empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre