Getty Images

Para ganar una medalla hace falta algo más que entrenamiento

El trabajo duro ayuda a los atletas, pero sólo hasta cierto punto.

Los atletas que han ganado la primeras medallas en las competencias deportivas durante Río 2016, puede que no sean los que más han acumulado horas de entrenamiento.

De acuerdo con el nuevo estudio publicado en Perspectives on Psychological Science, después de cierto nivel de éxito en un atleta, otros factores comienzan a influir en su desempeño

“El entrenamiento es importante, pero sólo hasta cierto punto. No es responsable de la diferencia entre los que son buenos y los que son extraordinarios”, dijo Brooke Macnamara, psicológa de la Universidad Case Western y autora de principal del estudio.

Macnamara y sus colegas analizaron 34 estudios que conjuntamente habían estudiado el número de horas de entrenamiento de 2,765 atletas. En esos estudios también tomaron en cuenta los resultados de los atletas y sus triunfos, así como el tiempo de carrera y la evaluación de sus expertos.

Cuando el estudio llegó específicamente a los atletas de alto rendimiento, el equipo de investigación encontró que las horas de entrenamiento representaban sólo el 1% de la diferencia en su desempeño deportivo.

A nivel global, una combinación poco definida de genética, rasgos psicológicos y otros factores influyen en el rendimiento.

Es por ello que los entrenamientos se concentran en lograr incrementar una experiencia más personalizada, con el fin de lograr sacar lo mejor de cada deportista.

“No sé si alguna vez seremos capaces de explicar el 100% (de lo que hace a un atleta de élite), pero creo que podemos hacerlo mejor de lo que hacemos hoy en día”, concluyó la investigadora.